El G7, más convencido de la necesidad de regular las criptomonedas: los motivos

8 de diciembre, 2020

El G7, más convencido de la necesidad de regular las criptomonedas: los motivos

Los ministros de Finanzas y responsables de bancos centrales de los países que conforman el Grupo de los 7 (G7) hoy apoyaron la necesidad de regular las monedas digitales, también conocidas como criptomonedas. Así lo informó el Tesoro de Estados Unidos en un comunicado al finalizar la reunión de los altos funcionarios. 

Los representantes del G-7 se reunieron de manera virtual convocados por el Gobierno de Estados Unidos para tratar entre otros temas el uso de las criptomonedas. “Existe un fuerte respaldo en el seno del G-7 a regular las criptomonedas”, según el comunicado publicado en Washington que reporta la agencia AFP.

Los ministros y gobernadores “discutieron las respuestas actuales a la evolución de las criptomonedas y otros activos digitales”, así como “el trabajo de las autoridades nacionales para impedir su uso con fines ilícitos”. También participaron en el encuentro funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Los miembros del G7 renovaron su apoyo al comunicado que publicaron en octubre. En ese entonces se mostraron “preocupados” por el creciente número de ataques virales informáticos que conllevan el uso de criptomonedas. La mayor inquietud que tienen es que las criptomonedas puedan ser usadas como vehículo para el lavado de activos provenientes de actividades ilícitas como el narcotráfico, la venta de armas o la trata de personas.

El ministro de Finanzas de Alemania, Olaf Scholz, emitió una declaración después de la reunión, donde subrayó sus preocupaciones sobre la autorización para la puesta en marcha de la criptodivisa Libra, recién rebautizada como Diem, en Alemania y Europa. Diem es una iniciativa que había sido lanzada por un grupo de unas 15 empresas de tecnología y medios de pago, liderada por Facebook.

“Es un lobo disfrazado de oveja, pero sigue siendo un lobo y está claro que hasta que no se regule su uso no puede ingresar en los mercados”, expresó Scholz. Como consecuencia de la creciente oposición de los gobiernos centrales y de los riesgos por supuestas operaciones de lavado de dinero, muchas de esas empresas se retiraron de la iniciativa.