Franquicias: durante la pandemia se abrieron 800 puntos de venta

20 de diciembre, 2020

Franquicias: durante la pandemia se abrieron 800 puntos de venta

El comercio a través de franquicias se reactivó a partir del segundo semestre del año y aun en pandemia entre julio y agosto se abrieron 800 puntos de venta de distintas marcas en diversos lugares del país, destacó un informe de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias.

“La clave de la industria fue la innovación y la creatividad para atravesar la crisis, y es así que se destacaron los nuevos formatos, que permitieron la apertura de casi 800 puntos de venta como ‘dark stores’, o ‘tiendas fantasma’, el comercio electrónico; las versiones ‘low cost’ de tiendas tradicionales; o novedosas plataformas online”, indicó la presidenta de la Asociación, Susana Perrota.

Señaló que “si bien hasta septiembre 2020, debido a la situación excepcional de aislamiento y distanciamiento, se registró el cierre del 15% de los comercios que operan con el sistema de franquicias, el impacto fue mucho menor al del comercio minorista en general, que registró el cierre del 22% de los negocios“.

Perrota precisó que “a finales de 2019, existían aproximadamente 1.100 marcas franquiciantes, unos 30.000 puntos de venta y unos 200.000 empleos directos”.

También indicó que “hasta agosto pasado cerraron el 15% de los puntos, o sea unos 4.500 comercios”.

Hasta agosto se perdieron casi el 18% de los empleos directos, aproximadamente unos 36.000, aunque vale decir que casi toda esta baja ocurrió entre abril y junio”, indicó la ejecutiva.

Sin embargo, puso de relieve que “en el bimestre julio-agosto, dada la gran capacidad de adaptación del sistema de franquicias a la nueva normalidad, se abrieron otros casi 800 puntos en nuevos formatos”.

“Lamentablemente, la reconversión no alcanzó a crear empleo neto, aunque sí a atenuar su ritmo de caída”, indicó Perrota.

El informe de la entidad destacó que “los rubros de productos esenciales como alimentos (supermercados, dietéticas, carnicerías), las farmacias, las casas de colchones, las pinturerías, las casas de muebles y los comercios decoración son, en general, los que menos sufrieron”.

También puntualizó que “los que más porción de su venta tenían volcada al e-commerce o los que más rápidamente lo desarrollaron, también lograron moderar el impacto”.

Además indicó que “la otra variable interesante es la ubicación”, y precisó que “los comercios en zonas de oficinas han tenido, y en su mayoría siguen teniendo, un impacto mucho mayor que los que se ubican en zonas residenciales”.