El costo de la construcción se disparó 12,4% en noviembre: los motivos

22 de diciembre, 2020

El costo de la construcción se disparó 12,4% en noviembre: los motivos

El costo de la construcción mostró un importante salto durante noviembre en el país. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó ayer que durante el mes pasado el Índice del Costo de la Construcción (ICC) presentó un incremento de 12,4% en el nivel general respecto al mes anterior, luego de que en octubre la variación manual había sido de 3,7%.

Según la estadística oficial, en base al Gran Buenos Aires, durante noviembre el costo de la construcción registró un aumento de 41,9% en comparación con el mismo mes del año pasado. De esta manera, durante los primeros once meses del año el ICC acumuló un incremento de 37,9% en relación a los valores verificados durante el mismo período del año pasado.

Del informe del Indec se desprende que la variación del ICC verificada en noviembre se dio como consecuencia del aumento de 7,5% en los precios de los materiales para la construcción, de 17,9% en la mano de obra y de 10% en los gastos generales. En la variación interanual, los materiales registran un incremento de 58,5%, mientras que la mano de obra y los gastos generales aumentaron 30,7% y 35,2%, respectivamente.

“El incremento en los costos de construcción era inminente a partir de estos meses, después de casi nueve meses de tener al país parado. Obviamente, la demanda de materiales superó a la oferta. Una oferta que estuvo reducida durante los últimos meses debido a la menor cantidad de trabajadores en las plantas productivas y problemas con los fletes”, explicó Germán Gómez Picasso, fundador de Reporte Inmobiliario, en diálogo con El Economista.

“A esto se sumó el efecto del dólar (blue), que hizo que gran cantidad de gente se diera cuenta de que si tenía dólares en billetes ahorrados era el mejor momento para construir, ya que con estos dólares obtenía el costo más bajo de la historia, por lo cual desde hace tres o cuatro meses empezó a haber un boom de construcción”, resaltó, al tiempo que detalló que esto se motorizó principalmente por ampliaciones, remodelaciones y construcciones en emprendimientos privados, como countries y barrios cerrados.

En ese sentido, señaló que, a pesar de que en la construcción debería usarse como base el dólar oficial para la importación y exportación de materiales, en muchos casos hay materiales en los que ya se está empezando a utilizar el dólar “blue”, que con los fuertes incrementos que ha tenido en su cotización durante los últimos meses (más allá de la calma de las últimas semanas) ha repercutido en los precios en pesos de los materiales que tienen algún componente importado o que de algún forma son commodities internacionales.

De acuerdo con el especialista, la combinación de estos elementos, es decir, la gran demanda de materiales y la escasez de oferta debido a los problemas de la elaboración y distribución de algunos materiales para la construcción, sumado a los movimientos en la cotización del dólar, principalmente en el mercado informal, generó que los precios del sector empezaran a aumentar muy rápidamente.

En tanto, LCG destacó que el ICC mostró el mayor incremento mensual desde 1991. “El resultado responde a un contexto extraordinario, donde se combinan los efectos de la pandemia con escasos canales de ahorro que generan incentivos sobre el sector. En particular, el incremento de la mano de obra se explica por la retracción que sufrieron los salarios a lo largo del año, con paritarias postergadas que se cerraron recién durante el mes de noviembre, pactando un primer incremento del 25% en dicho mes”, señaló la consultora en un informe publicado ayer.

“A esto se suman los incrementos en gastos generales y materiales, que también se ubican muy por encima de los registros previos, traccionados por una mayor demanda que dinamiza al sector”, agregó el informe. “Materiales mostró en octubre y noviembre las mayores subas desde agosto 2019 y gastos generales registró este mes la mayor suba desde febrero 2017”, destacó.

Hacia adelante

LCG prevé que el rubro de los materiales continúe evidenciando elevados registros, impactado por “el incremento en la demanda y por insumos que puedan estar dolarizados”. “En relación con la mano de obra, si bien el elevado registro de noviembre se debió a factores específicos del mes, esperamos que este rubro comience a mostrar variaciones elevadas, traccionadas por el mayor dinamismo del sector”, indicó la consultora.

Por su parte, Gómez Picasso coincide en proyectar niveles elevados hacia adelante. “Estos índices de costos que estamos observando durante los últimos meses seguramente los vamos a seguir viendo reflejados durante los próximos tres o cuatro meses, hasta que se vuelva a acomodar la oferta con la demanda”, estimó.