El agua empezó a cotizar en el mercado de futuros de Wall Street

8 de diciembre, 2020

El agua empezó a cotizar en el mercado de futuros de Wall Street

Ayer CME Group informó que el agua empezó a cotizar en la bolsa de futuros de materias primas debido a su escasez, causado por la explotación excesiva de este recurso por el sector primario, la industria y el consumo humano, así como el cambio climático. Ahora su precio fluctuará junto a otros recursos naturales, como el trigo, el petróleo y el oro.

A partir de la información que compartió Forbes, está medido por el índice Nasdaq Veles California Water Index, con el “ticker” NQH2O. Se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California. Hoy cotizaba a unos US$ 486,53 por acre-pie, una medida de volumen utilizada en Estados Unidos que equivale a 1.233 metros cúbicos. A partir de este indicador, el precio del agua en California se ha duplicado en el último año. 

Según los expertos, la llegada del agua al mercado de materias primas permitirá una mejor gestión del riesgo futuro vinculado a ese recurs. CME Group cree que la mejora estará asociada a la escasez del agua y a realizar una correlación entre oferta y demanda en los mercados. Ahora, los agricultores, los fondos o los municipios podrán protegerse o especular ante los cambios en el precio del agua.

Estos contratos no requieren una entrega física, sino que son puramente financieros. Se apoya en el precio semanal promediado entre las cinco principales cuencas de California hasta 2022. 

Además, este valor se podrá usar como referencia por el resto del mundo en los mercados del agua, aunque el índice está basado en los precios de las principales cuencas fluviales de California, donde la escasez del agua ha aumentado. 

El nuevo índice permitirá no tener que recurrir a una estimación “a ojo” del precio futuro del agua, sino a cuáles son las expectativas de los principales actores de este mercado. A nivel mundial, China y Estados Unidos son los mayores consumidores de agua. Mientras tanto, de acuerdo con Naciones Unidas, 2.000 millones de personas viven en países con graves problemas de acceso al agua. En los próximos años dos tercios del planeta podrían experimentar escasez de agua y millones de personas deberán verse desplazadas.