Más comerciantes en alerta por el avance de los manteros

24 de diciembre, 2020

FEBA denuncia los ataques a comerciantes y el descontrol sanitario en la venta informal

El avance de los “manteros” preocupa cada vez más a los comerciantes. La mayor competencia desleal de los puestos de venta callejeros se monta sobre un año lapidario para los comercios, sobre todo para aquellos que no lograron compensar una parte de la caída de sus ingresos vía el e-commerce.

El miércoles, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) emitió un comunicado muy duro. Allí sostenía que en el 84% de las localidades relevadas en todo el país no se están aplicando controles a la venta informal o son insuficientes. “El fenómeno es muy intenso, especialmente en las ciudades más grandes y en aquellas que tienen altos indicadores de pobreza y desempleo”, agregó la entidad. “La venta informal de este año está rompiendo todos los equilibrios. Invasión de manteros, aglomeración de gente comprando en las veredas, batallas entre comerciantes y manteros, peleas entre compradores, corridas entre manteros, gritos y multitudes de personas ingresando a las saladas y saladitas del país, sin ningún tipo de medida sanitaria en plena pandemia”, agregó la gremial empresaria de las pymes.

Ayer, llegaron críticas desde la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Feba). “Es lamentable ver que cuando el comercio formalmente establecido empezaba a retomar cierto nivel de actividad en una fecha especial como la Navidad, las mafias organizadas que controlan la venta ilegal operan sin problemas y fomentan el descontrol. Las autoridades son responsables y deben responder ante las consecuencias comerciales y sanitarias”, señaló Camilo Alberto Kahale, presidente de Feba.

“Estamos indignados. A pesar del contexto de pandemia, la venta informal que afecta tanto al comercio local como a la comunidad, se expandió peligrosamente y profundizó sus efectos perjudiciales”, agregó Kahale.

Habitualmente, agregaron desde Feba, diciembre es un mes de expectativas para el comercio minorista pyme. “Las ventas de Navidad representan algo de oxígeno para un sector que trata de sobrevivir a los gastos fijos, la presión tributaria y otras problemáticas que se agravaron en el contexto de la pandemia”, señaló el comunicado. “En estos días previos a la Navidad, en los que muchas personas eligen comprar sus regalos, salieron a la luz situaciones que demuestran invasión de manteros, aglomeración de gente en las veredas, batallas entre comerciantes y manteros, peleas entre compradores, corridas entre manteros, y multitudes descontroladas a lugares como La Salada en Lomas de Zamora”, agregó Feba. Además, en localidades como San Justo, La Matanza, Morón, San Martín o Lanús, entre tantas otras, proliferaron manteros fijos en todas las calles del centro y periferia. Mientras tanto, los comercios venden muy poco y los manteros atienden numerosos compradores.

Además, las autoridades de la Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires (FECOBA), junto con la Asociación Centro Comercial Once y la Asociación de Comerciantes de Av. Avellaneda (ACOMA), se reunieron ayer con funcionarios de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y del Ministerio de Seguridad porteño para exigir una respuesta ante la crisis y el avance de la venta ilegal en la Ciudad.

El encuentro fue encabezado por el titular de Fecoba, Fabián Castillo; el secretario general de la entidad, Sergio Lamas; el secretarlo de Hacienda, Marcelo Freire; el vicepresidente 3, Mario Oriente y el referente de la Mesa de Seguridad, Gustavo Grillo. Por el lado de la Asociación Centro Comercial Once estuvo presente Eduardo Sirotsky y Emiliano Iglesias por ACOMA.

Durante la reunión, se delinearon propuestas de emergencia para preservar el comercio legalmente establecido en las principales arterias comerciales y por mantener las medidas sanitarias, dada la crítica situación que atraviesa el Ciudad por el avance de la venta ilegal y la competencia desleal en las principales zonas.

“Luego de un año que estuvo marcado por la baja en el consumo, las pocas ventas y el esfuerzo por aplicar los protocolos sanitarios a los locales, los comerciantes estaban expectantes por las fiestas. El avance de la venta ilegal entorpece y perjudica fuertemente el desarrollo de su actividad”, señaló Castillo.

Tras la reunión, los funcionarios se comprometieron a dar una respuesta urgente que permita preservar el desarrollo comercial teniendo en consideración las medidas sanitarias vigentes.