Uruguay busca acelerar el empantanado acuerdo comercial con la UE

26 de noviembre, 2020

Uruguay busca acelerar el empantanado acuerdo comercial con la UE

El canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, partirá hoy hacia Europa para agilizar el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. Durante la misión oficial, el ministro de Relaciones Exteriores visitará Bruselas, Madrid, París y Berlín.

El pasado miércoles 18, Bustillo dijo que su país está completamente comprometido con el Tratado de Libre Comercio (TLC) y comentó que “el acuerdo alcanzado no es el pacto perfecto, pero es el pacto posible”. Además, dijo que el TLC “está trancado”.

En agosto, el presidente Luis Lacalle Pou conversó telefónicamente con la canciller de Alemania, Angela Merkel, sobre el tema. “El acuerdo avanza, aunque no con la velocidad esperada. Temas ambientales y de procedimiento (además de la pandemia) quedan por resolver. Convinimos en hacer un seguimiento con nuestros equipos y evaluar resultados”, publicó en su cuenta de Twitter.

Pero, mientras que Uruguay, Paraguay y Brasil se muestran muy interesados en este TLC, Argentina se ha mostrado más cauta. El TLC se firmó durante la gestión de Cambiemos. A mediados de este año, el canciller Felipe Solá declaró que el acuerdo “se firmó a las apuradas y sin estudios de impacto”. Además, dijo: “No estamos conformes con el acuerdo y las condiciones iniciales no nos gustan”. Argentina, que asumirá la presidencia pro tempore del Mercosur el próximo 16 de diciembre, no tiene como prioridad la aceleración del proceso.

En diálogo con El Economista, Marcelo Elizondo, analista de negocios internacionales, dijo: “Uruguay tiene la presidencia pro tempore hasta fin de año, por lo tanto, es un viaje de fin de mandato. Están tratando de hacer las últimas gestiones antes de que Argentina asuma la presidencia. Probablemente, Argentina no tenga muchas intenciones de impulsar el acuerdo. Es posible que en la reunión entre Alberto Fernández y Lacalle Pou se haya acordado que Uruguay realice estas gestiones para que en el próximo semestre Fernández no tenga que abordar esta materia”.

Sin embargo, hay varias trabas para superar para el TLC, y no solo de este lado del Atlántico. En octubre, el Parlamento Europeo informó que el acuerdo no sería aprobado en su estado actual, haciendo referencia a los problemas ambientales que atraviesa Sudamérica. Además, en octubre de 2019, Emmanuel Macron, presidente de Francia, anunció que su país no firmaría el tratado si Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, no comenzaba a respetar la selva amazónica.

Sobre este tema, Elizondo aclaró que Europa espera dos gestos de Brasil en términos de política ambiental. “Primero, un compromiso de detener los incendios en el Amazonas y, segundo, su ingreso en el Acuerdo de París. Brasil tiene interés en el acuerdo, pero a su vez no quiere ceder antes las presiones respecto a su política ambiental”, dice. Según el analista, una cuestión a evaluar es la elección de Joe Biden en EE.UU., “porque Brasil no firma el Pacto de París amparándose en que Donald Trump abandonó el mismo, pero Biden ya anunció que tiene intenciones de volver y habría que ver cómo se maneja Bolsonaro respecto a esto”.

Dejá un comentario