Proyecto de fórmula de movilidad del Gobierno: 50% de salarios y recaudación

10 de noviembre, 2020

Jubilaciones

Funcionarios del Gabinete y legisladores del oficialismo se reunieron ayer en el Ministerio de Economía para definir la propuesta de movilidad previsional que el Poder Ejecutivo Nacional pondrá a consideración de la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional.

Dicha fórmula tiene como antecedente directo la establecida por la Ley N° 26.417 que estuvo vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017 y sus elementos constitutivos básicos son los salarios registrados y la recaudación (en 50% cada uno). Esos factores, dijeron anoche desde Economía, “han sido validados por los y las especialistas, nacionales e internacionales, convocados a exponer en la Comisión por la totalidad de bloques parlamentarios participantes con absoluta pluralidad política”. Habrá dos ajustes por año: marzo y septiembre.

Nueva fórmula jubilatoria
La fórmula que se propone es sustancialmente la misma a la sancionada en 2008

“La fórmula que se propone es sustancialmente la misma a la sancionada en 2008 y que resultó en una mejora sostenida en el poder adquisitivo de los jubilados y jubiladas hasta 2015. En igual sentido se espera que la fórmula que se propone y que deberá comenzar a regir en el año 2021, a diferencia de la sancionada en 2017, generará un incremento del poder adquisitivo de los haberes, gracias al aumento del salario real y de los recursos de Anses”, dijeron en Hacienda y criticaron la indexación de la anterior fórmula, que ajustaba en base al IPC y el índice Ripte (que seguirá). “Una fórmula atada a la inflación no es deseable en la Argentina”, señalaron. Juntos por el Cambio había pedido incluir el IPC en la fórmula y, por ende, no se prevé un debate sencillo.

En cambio, “una fórmula que incorpora a los salarios, implica que el ingreso de los pasivos acompañe al de los activos”. Además, “incluir la recaudación en la fórmula permite compartir el crecimiento y, al mismo tiempo, cuidar la sustentabilidad fiscal”.

“Se recupera el tope a los aumentos anuales, que no podrán ser superiores al crecimiento de los recursos totales de Anses (multiplicado por 1,03)”, agregaron en Economía.

Se incorpora una cláusula de “legislación constante” que establece que los cambios en la política tributaria o en las condiciones de acceso a los beneficios no tendrán efecto en la movilidad.  “Esta cláusula permitirá reducir el déficit previsional en forma más efectiva y rápida que sin ella y además protege a los jubilados y pensionados de los cambios legislativos que afectan de un año a otro en forma sustancial la evolución de las variables que componen la fórmula”, explicaron.

“Con la nueva Ley de Movilidad buscamos el consenso entre todas las fuerzas políticas y también recoger el jugoso y extenso debate que se ha producido a lo largo de estos meses en la Comisión Bicameral. La reglamentación e implementación de esta ley recaerá en el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Economía y en la Anses”, comunicaron y agregaron: “La fórmula de movilidad debe ser leída como parte de nuestro programa macroeconómico”.

“La fórmula de movilidad debe contribuir a la estabilidad macroeconómica, en términos de la recuperación real y en su efecto positivo sobre la demanda, sin convertirse en un elemento desestabilizante”, agregaron.

La reunión estuvo encabezada por el ministro de Economía, Martín Guzmán y estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Trabajo; Claudio Moroni; la titular de la Anses, Fernanda Raverta y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

Por el poder legislativo estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el titular del bloque del FdT, Máximo Kirchner y su par del Senado, José Mayans; el presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados, Marcelo Casaretto; su colega del Senado, Daniel Lovera; el presidente la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Carlos Heller, y su par en el Senado, Carlos Caserio.

Dejá un comentario