Merino renunció (duró sólo 6 días) y la dinámica de la crisis es preocupante

16 de noviembre, 2020

perú

Las masivas protestas que sacuden Perú, tras la destitución de Martín Vizcarra, desembocaron ayer en la dimisión del presidente interino Manuel Merino, a menos de una semana de haber asumido. Por otra parte, más de 10 ministros presentaron su renuncia este fin de semana. Y como si fuese poco, a la crisis institucional se suma el excesivo abuso policial en las manifestaciones, que dejó sus dos primeras víctimas mortales y más de 100 heridos en el día de ayer. La dinámica es preocupante y la salida, o la estabilización, podría no estar cerca.

En un mensaje por televisión, Merino declaró: “Quiero hacer reconocimiento a todo el país que presento mi renuncia”. Su salida provocó celebraciones por todo el territorio.

Por su parte, Vizcarra, destituido el pasado lunes por 105 votos de un total de 130, expresó a través de su cuenta de Twitter: “Mis condolencias a los familiares de estos héroes civiles que, ejerciendo su derecho, salieron en defensa de la democracia y en busca de un país mejor. El país no permitirá que la muerte de estos valerosos jóvenes quede impune”.

El jueves se produjo la primera marcha nacional, posiblemente la más concurrida de los últimos 20 años, y este sábado se llevó a cabo la segunda. Sin embargo, toda la semana hubo protestas en distintos puntos del país andino, principalmente encabezadas por los jóvenes peruanos, quienes consideran que Vizcarra debería haber sido investigado una vez finalizado su mandato en 2021 (habrá elecciones en abril).

Actualmente, Merino continúa siendo presidente del Congreso y pertenece a la Mesa Directiva del mismo. Sin embargo, el domingo por la noche, el Congreso permanecía reunido para elegir una nueva mesa, ya que el presidente de esta será quien asuma como nuevo jefe de Gobierno en Perú. Rocío Silva Santisteban encabeza hasta ayer la única lista presentada.

Organizaciones como la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) o el Instituto de Defensa Legal (IDL) denunciaron que la destitución de Vizcarra ha sido un “golpe” legislativo. El IDL emitió un informe condenando “el golpe de Estado asestado por el Congreso contra el orden constitucional”.

El artículo 113 de la Constitución peruana establece que el Poder Legislativo puede declarar al presidente incapaz moral o físicamente y, por lo tanto, destituirlo. Pero, para varios expertos, el significado de “incapacidad moral” no resulta claro. 

En los últimos tres años, el Congreso presentó 4 mociones de vacancia: 2 contra Pedro Pablo Kuczynski, quien terminó renunciando en 2018, y 2 para su remplazante, Martín Vizcarra, quien sobrevivió a su primera moción en septiembre de este año. Tanto Kuczynski como Vizcarra tuvieron el mismo problema: no poseían gran apoyo de los legisladores. Por ello es cada vez más evidente que un presidente no podrá gobernar sin cierta cantidad de congresistas a su favor.

Vizcarra había disuelto el Congreso, en 2019, y llamado a elecciones parlamentarias, en 2020, debido a que sus miembros se negaban a dar su apoyo al gabinete presidencial. Sin embargo, el mandatario peruano decidió no presentar candidatos propios en las nuevas elecciones, por lo que, a la hora de ser juzgado, ahora casi no tuvo respaldo.

Dejá un comentario