Martín Guzmán: “El FMI podrá pedir lo que quiera, pero nosotros vamos a defender los intereses del pueblo”

29 de noviembre, 2020

Martín Guzmán: “El FMI podrá pedir lo que quiera, pero nosotros vamos a defender los intereses del pueblo”

“Asumiendo que la pandemia está controlada con la vacuna, existe un horizonte claro de recuperación. Habrá una economía mucho más pujante respecto a la de los últimos años. La política económica tiene como principal premisa la recuperación económica, que generará más trabajo con aumentos del salario real”, sentenció el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una entrevista en Página/12.

A su vez, negó que haya un ajuste en curso, aunque su propio ministerio destaque que el gasto primario sea cada vez menos expansivo y algunos programas de asistencia, como el IFE o el ATP, hayan sido suspendidos o recortados. “El rubro en el cual hay un ajuste es en el gasto destinado al pago de intereses de la deuda a partir de la reestructuración de la deuda”, agregó Guzmán, en línea con el discurso presidencial.

“El salario y las jubilaciones superarán a la inflación en 2021”, agregó Guzmán. Asimismo señaló que “esperamos una recuperación” en el empleo, aunque sus expectativas se ubican más en el empleo público que en el privado. “El Estado tendrá un rol central en esa recuperación. El motor principal será la obra pública y la construcción de viviendas, actividades que tienen un multiplicador directo e indirecto sobre la generación de empleo formal e informal”, señaló Guzmán, cuya influencia en el Gabinete ha crecido notablemente en los últimos meses.

Sobre la tasa de pobreza, que hoy se ubica cerca de 45% de la población, el ministro dijo: “Que sólo con crecimiento económico se bajará la pobreza es un eslogan. Y no está bien. Hay que hacer mucho más. Nada asegura que el crecimiento sea compartido si no hay una acción fuerte del Estado. Tiene que haber una definición de reglas de juego para que el crecimiento sea compartido. La distribución de los frutos del crecimiento tiene que ser equitativa. Tiene que haber políticas sociales de inclusión activas para la generación de puestos de trabajo. Y para la formalización de esos puestos de trabajo”.

“La pobreza se ataca cambiando la estructura productiva y con políticas concretas de inclusión social. La educación tiene un rol central, pero sabiendo que un sector de la población no tuvo las oportunidades de adquirir los niveles de educación necesarios para insertarse en el sistema productivo global. Fortaleciendo además políticas de Estado para atacar la pobreza, como la AUH”, agregó Guzmán.

Martín Guzmán: más definiciones

Sobre los subsidios y las tarifas, dijo: “Habrá un nuevo esquema tarifario que buscará equilibrios, que respetará el monto de subsidios determinado por el Presupuesto y que será el mismo equivalente en relación al PIB de 2020”.

Sobre el dólar, el ministro dijo que “tenemos fundamentos para decir que no está atrasado”. Así lo explicó: “Tenemos un superávit comercial robusto éste y el próximo año. No tenemos pagos de deuda a privados. Y estamos negociando con el FMI para no tener que hacerles pagos. Tenemos controles de capitales que para el manejo del tipo de cambio oficial son efectivos. Las condiciones no se condicen con la posibilidad de un salto cambiario”.

Además, sobre la “brecha cambiaria”, que ascendió peligrosamente en octubre y luego cedió algunos escalones, Guzmán dijo: “Tiene que ver con factores financieros. Es consecuencia de la especulación financiera que se dio entre 2016 y 2019. Período en el cual ingresaron capitales especulativos para conseguir ganancias de muy corto plazo, inicialmente con las Lebac, a una tasa de interés por encima de la devaluación prevista. Y quedaron atrapados. Esos fondos se quieren ir. No tienen interés en la economía real argentina. Quieren salir de los pesos presionando sobre el dólar a través del contado con liquidación. Es un tema que llevará tiempo resolverlo pero se solucionará”.

Sobre el nivel de reservas del BCRA, Guzmán dijo: “Los exportadores, en lugar de vender sus productos para tener pesos, tomaban créditos, entonces dilataban la liquidación de divisas mientras que importadores, con una tasa de interés por debajo de la tasa de devaluación, adelantaron compras y presionaban sobre las reservas. Eso ya se corrigió. El BCRA armonizó las tasas de interés. Ya no estamos en esa situación. La dinámica está cambiando”. Agregó que en 2021 el objetivo es “aumentar las reservas” y confió en poder “mantener la actual política cambiaria”.

A propósito de la inflación, Guzmán ponderó que el 2020 cerrará casi 20 puntos por debajo del nivel de 53,8% de 2019. A contrario de lo que espera el mercado y lo que ya empezó a mostrarse en septiembre y octubre, con tasas de inflación más altas, Guzmán cree que seguirá a la baja. Aun en un contexto de ajuste de tarifas y suba del salario. “Con las tarifas vamos a cambiar el esquema del Gobierno de Juntos por el Cambio que era inflacionario y el nuestro no lo será”, dijo Guzmán y señaló que “el salario en sí no genera inflación”. Guzmán contempla una menor asistencia monetaria del BCRA hacia el Tesoro en 2021 y un tipo de cambio que siga a la inflación. A su vez, señaló que habrá “una coordinación de los precios”, coordinada por el Estado.

Por último, se refirió al nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ya empezó a discutirse. “El FMI podrá pedir lo que quiera, pero hoy no gobierna Juntos por el Cambio, gobierna el Frente de Todos. Y nosotros vamos a defender los intereses del pueblo argentino. ¿Cuál es la opción? Hacer un default a la deuda del FMI. Tendría un costo inmenso. Sería hacer un default a los países, que son los socios del organismo. Pasaríamos a ser un país paria”, dijo Guzmán, que espera cerrar el acuerdo entre marzo y abril de 2021.

Dejá un comentario