La industria frenó el rebote mensual en octubre, según privados

26 de noviembre, 2020

La industria frenó el rebote mensual en octubre, según privados

La consultora Orlando J. Ferreres (OJF) estimó que en octubre se detuvo el rebote mensual que se venía registrando desde mayo en la actividad industrial, con las reaperturas progresivas de las plantas productivas, tras las primeras fases de la cuarentena. Incluso, observó un leve retroceso al estimar que en octubre la producción industrial presentó una caída de 0,8% respecto a septiembre en la medición desestacionalizada.

“Por primera vez, desde la caída de abril, el índice desestacionalizado registró una cifra negativa en la medición intermensual, mostrando así el inicio de un amesetamiento en el proceso de recuperación de la actividad industrial”, destacó la consultora en su informe que fue difundido ayer.

Según el estudio, la producción industrial registró en octubre una contracción de 6,6% en comparación con el mismo mes del año pasado. De esta manera, según este informe, durante los diez primeros meses del año el sector acumuló un descenso de 9,5% respecto al mismo período del año pasado.

Por su parte, en línea similar, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel) estimó en su informe, que también fue difundido ayer, que en octubre la producción industrial registró una suba de 1,2% respecto al mes anterior en la serie original, aunque en la medición desestacionalizada se mantuvo sin cambios (0%) frente a septiembre.

El estudio de Fiel indica que en octubre la industria presentó una contracción de 3,2% en relación a los niveles registrados durante el mismo mes del año pasado. Así, durante los primeros diez meses del año, la producción industrial del país acumuló una contracción de 7,2% en comparación con el acumulado que se registró durante el mismo período del año pasado.

“La industria continuó en octubre recortando el ritmo de caída acumulada, con mejoras mensuales que han mostrado alguna debilidad. El menor nivel de actividad en el último bimestre de 2019 representa, sin embargo, una oportunidad para mostrar mejoras estadísticas en la producción industrial”, sintetizó la entidad.

“Completo el proceso de normalización de las actividades a partir de las reaperturas, la consolidación de la recuperación de la industria luce una dinámica débil, más allá del desempeño de actividades específicas”, afirmó Fiel, y destacó que el comportamiento de las ramas industriales “se muestra diverso y la difusión de la recuperación de actividad es acotada”.

Hacia adelante, Ferreres señaló que durante los próximos meses “habrá que ver si se retoma la tendencia a rebotar que se venía observando en los meses previos o se consolida este amesetamiento de octubre, debido a la volatilidad financiera y a cierta escasez de insumos”.

Sectores

Entre los sectores industriales, según el informe de Ferreres, el décimo mes del año se vio perjudicado principalmente por una menor producción en el sector automotriz, que registró una contracción de 9,8% respecto al mismo mes del año pasado, y en el sector alimenticio, que mostró una baja de 11,2% también en la comparación interanual.

En cambio, de acuerdo con OJF, el sector de minerales no metálicos continuó en octubre mostrando un importante avance, que en esta oportunidad registró una suba de 14,5% interanual, mientras que los metales básicos lograron una fuerte desaceleración en su tasa de caída, pasando de caídas interanuales de 14,2% en septiembre y de 20,7% en julio y agosto, a un descenso de 5,2% en octubre.

En el acumulado de los sectores industriales durante los primeros diez meses del año, el estudio de Fiel señala que ninguna de las ramas registra un crecimiento en la comparación interanual. Únicamente los bloques de alimentos y bebidas (0%) y el de químicos y plásticos (-0,2%) alcanzan registros similares a los del mismo período del año pasado.

Por su parte, la producción de insumos textiles (-1,3%) y de papel y celulosa (-4,4%) registran una contracción inferior al promedio de la industria. Las ramas restantes acumulan una contracción superior, comenzando por la metalmecánica (-9,7%) y siguiendo con el sector de tabaco (-11,6%), refinación de petróleo (-12,6%), minerales no metálicos (-18,3%), siderurgia (-26,8%) y producción automotriz (-29,6%).