JP Morgan no se vio impresionado por las medidas de Guzmán

3 de noviembre, 2020

El riesgo país cayó a 718 puntos

JP Morgan no se vio impresionado por el anuncio que realizó ayer el ministro de Economía, Martín Guzmán, donde aseguró que no tomará más adelantos transitorios del Banco Central este año y recolocará la deuda en el mercado local para reducir el financiamiento monetario. El banco de inversión sacó un informe que categorizó a la Argentina como “No Game Changer” (no cambia el juego).

El informe, que fue escrito por Diego W. Pereira y Lucila Barbeito, evalúa cómo Guzmán busca que baje el dólar paralelo y mostrar un lado más contenedor luego de meses de expansión monetaria acelerada. Para los analistas, sólo está “limitando lo que ya estaba limitado”.  

El anuncio, aunque positivo en el sentido de comenzar a limitar la monetización directa del déficit fiscal en medio de la amplia brecha cambiaria, aún no es el paquete integral necesario para estabilizar la economía. La razón principal es que el Tesoro debe seguir contabilizando las transferencias del BCRA para financiar el déficit fiscal, no en adelantos transitorios pero si con utilidades contables. De hecho, las transferencias de utilidades han representado el 70% del total del Tesoro financiación del BCRA en lo que va del año. Y el Tesoro no anunció ninguna restricción en el monto de las transferencias de utilidades”, determinaron.

Por lo tanto, este solo asegura que los $400.000 millones que están previstos en aumentar la emisión monetaria se darán a través de adelantos transitorios. “El anuncio (…) no altera nuestro escenario base para los próximos meses, ni modifica nuestra proyección del déficit fiscal primario del 7,3% del PIB para 2020. Seguimos esperando que el grueso del saldo fiscal primario de noviembre a diciembre sea financiado por el BCRA, lo que agravaría el desequilibrio monetario imperante”, aporta el reporte de JP Morgan.

Por otro lado, destaca que la necesidad de emisión monetaria para financiar el déficit previsto para el 2021 va a ser muy grande. Por eso, hasta que Argentina no solucione su problema, el banco seguirá manteniendo sus previsiones negativas.   

“Un nuevo programa con el FMI proporcionando nuevos recursos mientras reduce la asistencia del BCRA al Tesoro en un de manera considerable y limitando el crecimiento del gasto primario podría proporcionar la base para un muy necesario programa macroeconómico, ayudando a estabilizar las condiciones económicas y sirviendo como una oportunidad para revivir el todavía se ha reducido el ritmo de recuperación”, recomendó.

 

Dejá un comentario