Efecto brecha: importaciones desde Brasil saltaron 12,5% y exportaciones cayeron casi 20%

3 de noviembre, 2020

Efecto brecha: importaciones desde Brasil saltaron 12,5% y exportaciones cayeron casi 20%

Según los datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil (MDIC), durante octubre la balanza comercial bilateral entre Argentina y Brasil exhibió, por sexto mes consecutivo, un déficit de US$ 21 millones para Argentina. Las exportaciones totalizaron un valor de US$ 799 millones, mientras que las importaciones alcanzaron los US$ 820 millones. El resultado mensual de octubre implica un deterioro de US$ 271 millones con respecto al registro en igual mes de 2019 (+ US$ 250 millones). Los datos fueron recopilados por Abeceb.

“Así, en los primeros diez meses del año, el saldo comercial acumula un resultado negativo de US$ 401 millones y representa un deterioro de US$ 811 millones en comparación al mismo período del año previo (+US$ 410 millones). Este deterioro del saldo comercial se da en un contexto en que el intercambio comercial bilateral (exportaciones + importaciones) disminuyó fuertemente, exhibiendo un descenso de US$ 4.063 millones (-23,7% interanual) en el período enero-octubre de 2020, pasando de US$ 17.176 millones a US$ 13.114 millones”, agregó el reporte de Abeceb.

Las importaciones desde Brasil totalizaron los US$ 820 millones, lo que implica un incremento del 12,5% interanual, siendo el segundo mes consecutivo de crecimiento (había sido de 3,8% en septiembre) y la expansión más elevada desde abril de 2018. Aún así, las importaciones acumulan una caída del 19,4% durante los primeros diez meses del año.

Según un informe de Ecolatina, el crecimiento de 12,5% de las importaciones sugiere “un avance digno de una economía fuerte y en recuperación”. Lamentablemente, agrega, “nada más alejado de la realidad: el salto se explica íntegramente por temores devaluatorios o endurecimiento del cepo que genera una brecha cambiaria tan elevada en un contexto de reservas netas en mínimos”. Estas expectativas, explicaron, incentivan el adelantamiento de las compras, con el objetivo de atenuar los efectos negativos de un dólar más caro.

Algo ya había reportado el propio Indec en su Intercambio Comercial Argentino (ICA). En septiembre, las importaciones totales de Argentina subieron 3,1% interanual, cuando venían cayendo hasta ese más a una tasa promedio de 23,8%. Evidentemente, la aceleración de las importaciones se debió a la ascendente brecha cambiaria (y las clásicas conductas precautorias que genera), y no a una aceleración genuina del ciclo económico.

Por su parte, las exportaciones argentinas a Brasil disminuyeron 18,4% con respecto al mismo mes del año anterior: pasaron de US$ 978 millones a US$ 799 millones, acelerando su ritmo de descenso con respecto a septiembre (-8,5%), pero ubicándose por debajo de los retrocesos de abril-agosto (-40% en promedio). Por eso, detalla Abeceb, las exportaciones hacia Brasil acumulan un año de descensos interanuales consecutivos y una caída del 27,7% durante el período enero-octubre 2020.

Según Ecolatina, además de la depreciación del real y la recesión de Brasil, la brecha cambiaria también incidió aquí, dado que algunos exportadores optaron por posponer sus envíos (a la espera de un mejor precio de liquidación) o subfacturar las ventas.

Las perspectivas

“El fuerte crecimiento de las importaciones argentinas constituye la principal noticia a destacar de los resultados pertenecientes al mes de octubre”, detalló Abeceb y agregó: “El mejor dinamismo de las importaciones con respecto a las exportaciones probablemente se mantenga en los últimos meses del año y consecuentemente se consolide un moderado déficit comercial con nuestro principal socio comercial durante este año”. En concreto, las ventas externas caerían 24% a US$ 7.872 millones, lo que representaría un retroceso similar al del 2002 (-23,6%) a niveles de del 2006 (US$ 8.052 millones). Por otro lado, las compras externas disminuirían, por tercer año consecutivo, 18% hasta US$ 8.360 millones. De esta forma, las importaciones argentinas desde Brasil se reducirían a casi la mitad en tan solo dos años.

“Con estos números, la Argentina finalizaría el 2020 con un déficit comercial bilateral de US$ 488 millones, cuando en 2019 había conseguido un superávit en torno a los US$ 230 millones”, señaló Abeceb, en base a la metodología del Indec, que tiene algunas discrepancias con las que reporta oficialemnte Brasil. “No obstante, en términos históricos este constituye un déficit modesto ya que sería el 6° mejor resultado en los últimos 20 años y el 3° mejor resultado en los últimos 17 años”, contextualizan. “Por su parte, el flujo comercial bilateral marcaría un retroceso del 21% a US$ 16.232 millones. El ritmo de caída sería similar al del año 2014 (-20,5%), mientras que, en niveles, el resultado representaría un intercambio comercial similar al del año 2005”, concluyó el reporte.

Desde Ecolatina son algo más optimistas. “Será imposible repetir el superávit del año pasado (US$ 760 millones) pero se puede aspirar a cerrar 2020 con un intercambio equilibrado, ya que noviembre y diciembre suelen ser meses superavitarios por la salida de la cosecha fina. La brecha complica todo, pero su reciente baja prende alguna luz de esperanza. Esperemos que no se apague tan rápido como llegó”, detallaron.

 

Dejá un comentario