Guzmán refinancia y se endeuda más: peso, acciones y bonos, débiles

20 de noviembre, 2020

Guzmán refinancia y se endeuda más: peso, acciones y bonos, débiles

Por Luis Varela

En un día con claroscuros, mientras China se sumó a Alemania, Suiza, Holanda y Francia como quinto país del mundo que está logrando colocar bonos largos con tasa negativa, y con casi toda América Latina consiguiendo crédito internacional voluntario al 3% anual, Martín Guzmán tuvo que pagar ayer otra vez un costo muy alto para conseguir dinero y, al mismo tiempo, vender muchas reservas y bonos para evitar que el peso argentino se siga hundiendo.

Pero probablemente las principales señales de alarma no salieron ayer del mundo estrictamente financiero, sino de los datos que recopila en Indec, que dio ayer más datos sobre lo que pasó en octubre. El organismo dirigido por Marco Lavagna informó que la inflación mayorista de octubre fue del 4,8% y que los materiales para la construcción tuvieron en un solo mes un salto del 7,8%. Mientras que las tasas siguen quietas: las Leliq siguieron al 38% anual y los plazos fijos pagaron 37% anual.

Es tan grande la presión de los mayoristas, sobre todo las empresa vinculadas a alimentos, para que quiten el corsé de precios cuidados y congelados, que el presidente Alberto Fernández dijo que las empresas de medicina prepaga no podrán subir sus cuotas en diciembre, decisión que hasta la semana pasada estaba anunciada en etapas.

Mientras todo eso de desencadenaba, el ministro de Economía estuvo enfocado buena parte del día en la una licitación de colocación de más deuda, porque entre mañana y el fin de semana vencen pagos de deuda en pesos por $175.000 millones, y el resultado obtenido fue ciertamente exitoso, aunque no tan voluntario, ya que se aplicó una decisión desde el BCRA para que los bancos, como inversores institucionales, deben orientar el stock total de lo que captan con una nueva conformación.

Así, con 99 ofertas recibidas, casi todas de los principales bancos del sistema, Guzmán salió a pedir $ 175.000 M y consiguió $210.517 millones, es decir, $35.517 millones más de lo que debía pagar en los próximos tres días. Así, en vez de pagar, entregó nuevos papeles: el 85% fue en un bono del Tesoro en pesos (TY22) a tasa fija del 22% a mayo de 2022, el 12% en bonos CER +1% (TX21) a agosto 2021 y el 2% en bonos CER + 1,2% (TX22) a marzo 2022.

De esta manera, mientras el mundo se financia con tasa muy baja, a 0% o incluso negativa, Argentina sigue tomando deuda con gran costo.

Con ese marco, un día después de que Diputados aprobara el impuesto a la riqueza, tanto la UIA y AEA como el campo salieron a decir que esa obligación complicará a todas las empresas argentinas y afectará las exportaciones. Y hubo analistas que advirtieron que el tributo le quitará competitividad a las empresa locales por sobre las extranjeras, que tomarán ventaja en este mercado por no ser alcanzadas con esa carga.

Así, persistió ayer el goteo de depósitos, con más salida de dólares que de pesos, situación que obligó al ministro Guzmán a expresar algo que siempre genera mucho temor: aseguró que hay US$ 11.158 millones en encajes que “no se tocan”. Eso incentiva la inquietud en los ahorristas e inversores que siguen presionando con compra de dólares, con el Estado ubicado del otro lado como único vendedor.

Así, ayer, el Gobierno se vio obligado a vender una importante cantidad de reservas y más bonos que prometen pagos futuros del 16,5% anual en dólares (repetimos con un mundo que se financia entre tasas negativas y del 3%) para intentar frenar el precio del dólar, y logró hacerlo en el blue, pero no consiguió parar los dólares financieros libres, y hay mucho temor porque los especialistas esperan otro golpe de demanda, ahora que lleguen los aguinaldos.

El mercado cambiario internacional siguió mostrando un dólar débil. Ayer hubo dos señales en EE.UU., una buena y una mala. Por un lado Donald Trump empieza a desensillar en sus intentos judiciales para seguir presionando por la elección perdida. Y por otra parte, debido al crecimiento del rebrote del Covid, volvieron a crecer los pedidos de ayuda por desempleo, luego de cinco semanas hacia abajo. Así, en el exterior el dólar subió 0,1% en Chile y no cambió contra la libra, pero bajó 0,1% contra el yen, 0,2% contra el euro, 1% en México y cayó 1,2% en Brasil.

Y en Argentina, a pesar de venta de reservas y de bonos, los dólares de Alberto siguen reflejando la inconsistencia de sus decisiones económicas. El dólar turista subió 28 centavos hasta $141,47, el oficial subió 17 centavos hasta $ 85,74, el blue bajó $1 hasta $163 y el mayorista subió 13 centavos hasta $80,28, con el Banco central perdiendo nada menos que US$ 130 millones en las reservas por lo que ahora le quedan US$ 38.940 millones, y la mayoría de ese monto es un swap chino inservible. Al mismo tiempo, el dólar MEP subió $1,14 hasta $147,14 y el contado con liquidación saltó $1,70 hasta $150,83.  Por lo que la brecha entre dólar oficial y blue fue del 90% y la del CCL con el mayorista fue de 88%. Y medidos en pesos, el euro subió 38 centavos hasta 95,36, la libra subió 21 centavos hasta 106,55 y el real subió 16 centavos hasta 15,12.

A su vez, los principales empresarios del país aseguraron que el impuesto a la riqueza “afecta la propiedad privada y descapitaliza a las compañías”. Y, con eso, volvieron las bajas a los bonos, que ayer perdieron hasta 2%, por lo que el riesgo país volvió a subir: ayer se incrementó en 13 unidades, hasta 1.368 puntos básicos.

Los laboratorios siguieron dando anuncios sobre efectividad de vacunas e inicio de aplicación a fines de diciembre en algunos países y entre enero y febrero en  Argentina, y eso generó en Wall Street un día de mejora, bautizado sobre todo por el reconocimiento de que Trump saldrá de la Casa Blanca sin hacer papelones. Así, los índices de la Bolsa de Nueva York tuvieron una suba promedio del 0,4%. Y las bolsas regionales estuvieron mixtas, con San Pablo 0,5% arriba y México 0,9% abajo.

En la Bolsa local pesó mucho el impuesto a la riqueza. Los inversores desactivaron las compras de empresas locales, que serán afectadas por ese tributo obligatorio, y el volumen en acciones locales desapareció y solo siguieron las compras de papeles extranjeros. Así, con $648 millones  operados en acciones y $2.096 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó 0,7%. Al tiempo que los ADRs que cotizan en NY estuvieron mixtos, con Mercado Libre muy entonada con una suba superior al 4%.

Finalmente, en commodities todo estuvo chato, casi sin cambios en el petróleo, con los metales preciosos débiles, los metales básicos apenas sostenidos y los granos mixtos, tanto en Chicago como en Rosario. El único sector que siguió dando sonrisas fue el de las criptomonedas: el bitcoin volvió a subir, ganó 2,4%, superó los US$ 18.000, y sigue acercándose a su máximo de hace tres años, pero la estrella del día fue el litecoin, que directamente explotó con un salto diario de más del 10% en dólares.

Dejá un comentario