Guzmán pagó más tasa y más CER, pero inversores prefirieron dólares

11 de noviembre, 2020

Guzmán pagó más tasa y más CER, pero inversores prefirieron dólares

En medio de la primera finta con el FMI, con señales de ajuste que genera gran descontento en la población privada y con menos recursos, ayer se conoció la primera pérdida de una ministra del gabinete de Alberto Fernández, la CGT pidió una reunión urgente con el Gobierno y la ola de decisiones que parecen más maquillajes que medidas concretas, el mercado cambiario volvió a mostrar que la enfermedad argentina sigue intacta.

El ministro Guzmán realizó una licitación de cinco bonos en pesos, dos ajustados por tasa de interés y tres ajustados por CER, y no llegó a conseguir todos los pesos que quería, a pesar de pagar 3,5 puntos más de tasa que los plazos fijos y de premiar a los titulos que ajustan por inflación con un adicional de entre 1 y 2 puntos anuales. Con esa propuesta, y sin intervención de manos amigas (justo después de la primera charla con el FMI) los tenedores de pesos prefirieron volver a colocarse en dólares.

Ayer no hubo tanta intervención en el mercado cambiario utilizando bonos, un poco quizás porque fue el Día de los Veteranos en EE.UU., y no se operó con ese tipo de papeles en el mercado, sí con acciones. Pero el Banco Central utilizó reservas para intentar calmar al dólar: al final del día Reconquista 266 perdió otros 64 millones de dólares, por lo que quedan 39.260 millones de dólares, la mayor parte de los cuales son un swap teórico en yuanes. Así, en los últimos cien días Miguel Angel Pesce pierde 4.150 millones de dólares de las reservas, 5.521 millones en lo que va de este año. 

Lo cierto es que la tasa del 37,5% no invitó a los inversores a sumarse a la licitación: el 80% de los titulos por 70.557 millones de pesos obtenidos en el llamado demandó bonos atados al CER mas 1 o 2 puntos anuales. Y el resto de los tenedores de pesos se fue a los dólares libres. Así hoy subieron los seis dólares de Alberto, algo que había variado desde que Cristina criticó a los funcionarios que no funcionan: y hoy se fue María Eugenia Bielsa, ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat. 

Con todo eso, el dólar turista subió 2 centavos hasta 140,32 pesos. El dólar oficial subió 1 centavo hasta 85,04 pesos. Y la principal noticia del día fue que el dólar blue saltó 13 pesos hasta 162 pesos. Con el dólar mayorista subió 6 centavos hasta 79,49 pesos. Y con el BCRA perdiendo 64 millones de las reservas, pese a lo cual el dólar MEP saltó 4,10 pesos hasta 145,54 pesos y el contado con liquidación subió 2,03 pesos hasta 149,58 pesos. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue saltó otra vez al 90% y la brecha entre el ccl y el mayorista volvió al 88%.

Este movimiento interno del dólar se dio con un billete verde también firme en el exterior: ayer el dólar subió 0,7% en México, 0,3% contra la libra, 0,2% contra el euro y 0,1% contra el yen, no cambió en Chile y bajó 0,2% en Brasil. Por lo que en Buenos Aires, medidos en pesos, el real subió 5 centavos hasta 14,71 pesos, el euro bajó 11 centavos hasta 93,62 pesos y la libra bajó 17 centavos hasta 105,01 pesos.

Con ese marco, los bonos argentinos estuvieron con un volumen operado moderado pero con leves subas, pese a lo cual el riesgo país no cambió, ya que no hubo volumen suficiente al no operar el mercado neoyorquino. Pero, con un resultado otra vez mixto en la Bolsa de Nueva York, las acciones argentinas volvieron a tener otro día mediocre: con buen volumen perdieron un poco de valor medidas en pesos y anotaron gruesas caídas medidas en dólares.

En Wall Street esta vez bajó apenas el Dow Jones, con suba de casi 1% para el S&P500 y recuperación del 2% para el Nasdaq. Mientras que la bolsa de San Pablo cedió apenas y la bolsa de México subió de manera consistente. Pero con más negocios (1.415 millones de pesos en acciones y 1.444 millones de pesos en Cedears) la Bolsa de Buenos Aires bajó 0,7%. Y entre los ADR argentinas que cotizan en Nueva York tuvieron un buen día Mercado Libre y Pampa E,  pero achicaron Francés, YPF y Banco Macro.

Quizás lo que despertó más indignación de todo el día fue la decisión del CEO de Pfizer de vender el 60% de su tenencia de valores propios justo cuando anunció el 90% de efectividad de la vacuna. Esta novedad provocó urticaria entre los republicanos, muy enojados con la farmacéutica porque retrasó el anuncio, para que no se conociera antes de que el electorado terminara votando a Biden. 

Con eso, las commodities tuvieron una rueda más indefinida. El petróleo subió apenas, los metales preciosos y también los metales básicos estuvieron mixtos, los granos ya no mostraron la euforia de los días pasados. Y el que siguió recibiendo máquina fue el bitcoin, que ganó otro 2,6%, pero con el panel de criptomonedas muy dividido, con gran rueda para el ripple y mala jornada para el Neo y el Iota.

 

 

 

 

 

Dejá un comentario