El kirchnerismo avanza en la reforma de la Procuración

26 de noviembre, 2020

El kirchnerismo avanza en la reforma de la Procuración

Por Pablo Varela

De no mediar novedades modificaciones en el calendario luego de que se decretasen tres días de duelos por el fallecimiento de Diego Armando Maradona, el Senado tratará mañana la reforma de la Ley del Ministerio Público Fiscal, que tendrá como principal característica el cambio en la metodología de la elección, modificando la mayoría agravada requerida en la legislación actual a la mayoría absoluta (37).

En el kirchnerismo de la Cámara Alta sostuvieron ante El Economista, que una vez modificada la ley actual, se avanzaría con el pliego del juez federal Daniel Rafecas, zanjando de esa manera las tensiones con la Casa Rosada por el candidato impulsado por el presidente Alberto Fernández para diseñar la política criminal.

En dicho caso, la decisión quedaría en manos de Rafecas quien se ha mostrado reticente a ser electo por mayoría absoluta, aunque en Casa de Gobierno admiten que hay diálogos para poder avanzar en su eventual designación.

En el oficialismo, deslizan que el dictamen emitido la semana pasada por la Comisión de Justicia encabezada por Oscar Parrilli (unificando tres proyectos de la oposición), será evaluado hasta último momento y podría sufrir cambios. Según pudo averiguar este diario, parte de esas modificaciones tendrían que ver con el tribunal de enjuiciamiento y la mayoría simple requerida en el despacho, punto sobre el que la oposición expresó quejas.

“Estamos haciendo uso de nuestras facultades legislativas”, expresó una voz cercana a la vicepresidenta Cristina Kirchner, para rechazar la idea de que la modificación de la ley, sea un avance sobre el Ministerio Público. En el Senado, el oficialismo fue siempre consciente de que no contaba con los dos tercios para avanzar con la designación de Rafecas, por lo que el pliego nunca fue puesto en consideración en la Comisión de Acuerdos. El concepto fue claro: no someter a consideración el pliego y evitar así, una derrota política.

Al mismo tiempo defienden el despacho del viernes pasado destacando que se le restituye la autarquía financiera al organismo (lo que había perdido bajo la gestión de Mauricio Macri), establece criterios federales y territoriales en la selección de fiscales, y agrega un tema netamente actual: la paridad de género.

La aceleración de los tiempos para darle media sanción al proyecto está vinculada a su vez con el fin del período ordinario. En principio mañana, la iniciativa quedará lista para ser girada a Diputados a la espera de definiciones sobre prórrogas o llamado a extraordinarias.

En tanto en Juntos por el Cambio reconocen que no había una posición unificada respecto del candidato a la Procuración por parte de la Casa Rosada. De hecho, conscientes de que la figura de Rafecas generaría roces internos postergaron la decisión para cuando el oficialismo avanzase con el pliego, algo que hasta el momento no sucedió.

La senadora del PRO por la CABA, Guadalupe Tagliaferri, señaló ante este diario que los puntos que más preocupan son tres. En primer lugar el cambio en la metodología de la elección, en segundo lugar el funcionamiento del tribunal de enjuiciamiento y en tercero, los dos tercios requeridos para la remoción del jefe de los fiscales.

Con poco margen de maniobra en el Senado, la oposición sentará posición mientras que el debate final quedará para la Cámara Baja, donde el oficialismo deberá pivotear con bloques aliados, para reunir los consensos.