Un distrito chino obligará a los trabajadores a tomar vacaciones: los motivos

12 de noviembre, 2020

Shenzhen

El hub tecnológico de Shenzhen, un distrito ubicado al sur de China, se convertirá en la primera ciudad del Gigante Asiático en exigirles a los trabajadores que tomen vacaciones pagas, buscando reducir su cansancio (“burnout”) debido a sus largas jornadas laborales.

Desde el año próximo, y gracias a regulaciones aprobadas en octubre, los empresarios deberán implementar los descansos pagos para los empleados que tengan “una pesada carga de trabajo”.

En general, las vacaciones remuneradas son de cinco días después de un año de trabajo, pero muchas veces no son concedidas por los empleadores. Además, los obreros cuentan con tiempo libre durante la época del año nuevo lunar y de la fiesta nacional en octubre. Un estudio también encontró que 40% de los trabajadores de Shenzhen prefieren no tomarse vacaciones por temor a verse perjudicados en su proyección laboral.

Las jornadas laborales, especialmente en el sector tecnológico, tienen características extremas en China, donde se puede llegar a trabajar de 9 a 21 durante seis días a la semana (lo que se denomina “cultura del 996”). Esto da como resultado un total de 72 horas semanales. Justamente, Shenzhen se especializa en este rubro y posee un gran centro tecnológico, en donde se encuentran importantes empresas a nivel mundial como Huawei, Tencent Holdings Ltd. y SZ DJI Technology Co.

Jack Ma, fundador de Alibaba, es un defensor de este sistema y llegó a declarar que era “una bendición” para los técnicos chinos. Aunque luego tuvo que retractarse debido al fuerte rechazo social.

Las reformas implementadas por el Gobierno local buscan generar un impacto en todo el país y ya se habla de que podrían ser replicadas en otras regiones de la nación. Además, han informado que próximamente se desarrollará legislación enfocada en mejorar también el ámbito sanitario.

Dejá un comentario