Córdoba planea almacenar las vacunas en freezers de una cadena de heladerías

30 de noviembre, 2020

Córdoba planea almacenar las vacunas en freezers de una cadena de heladerías

El Gobierno de la provincia de Córdoba analiza la posibilidad de almacenar las miles de dosis de las vacunas contra Covid-19 en las cámaras de frío de las sucursales de la reconocida marca de heladerías Grido.

El anuncio se considera como parte de una estrategia del gobierno provincial, ya que las vacunas exigen estar almacenadas a 18 grados bajo cero.  La preocupación radica en que la vacuna Sputnik V, que sería la primera en llegar, tiene 30 minutos de vida útil desde su descongelamiento hasta su aplicación.

Según informó el diario La Voz, el Gobierno de Juan Schiaretti ya compró 100 freezers para mantener la vacuna a la temperatura correcta y comenzó a mantener conversaciones con distintas empresas que transportan alimentos a bajas temperaturas para asegurar la conservación del fármaco.

Incluso se contempla la posibilidad de sumar a la cadena cordobesa de heladerías Grido, que tiene una fuerte presencia territorial en toda la provincia.

“No hay heladeras en los centros de salud de cada pueblo, pero sí en cada Grido, y hay un Grido en cada localidad”, afirmó un funcionario provincial.

Córdoba recibiría el 8,2% de las vacunas Sputnik V: 820.000 dosis, suficientes para inmunizar a 410.000 pacientes.

Consultado al respecto por radio Mitre Córdoba, el gerente de Operaciones de la compañía, Francisco Achaval, confirmó hoy que mantuvieron contacto con el gobierno local y puso las heladeras a disposición de las autoridades sanitarias.

“Nos pareció oportuno ponernos a disposición, pero más allá de eso no hubo avances”, comentó Achaval.

Según explicó, la empresa cuenta con una moderna cámara frigorífica en el Parque Industrial Ferreyra que almacena productos a 28 grados bajo cero y que, por su tamaño alcanzaría para las vacunas de toda la provincia.

Almacenamos ahí 15 millones de kilos de helado, pero podemos reducir la producción para hacer lugar y ponerla a disposición de la vacuna”, agregó.

La vacuna de Pfizer, en tanto, presenta un desafío superior: las dosis deben estar a una temperatura de 70 grados bajo cero, por lo que se necesitará otra logística.