Comercio Interior desarticulará (de a poco) Precios Máximos

4 de noviembre, 2020

Daniel Funes de Rioja industriales

El Gobierno continuará trabajando con las productoras de alimentos sobre la estructura de costos para analizar eventuales actualizaciones a los precios de los productos de Precios Máximos, cuya vigencia se extendió hasta el 31 de enero.

Así lo plantearon ayer fuentes de la Secretaría de Comercio Interior luego de que la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) expresara su “total desacuerdo y preocupación” frente a la decisión de extender nuevamente por 3 meses el programa.

El viernes, el Gobierno prorrogó hasta el 31 de enero la vigencia de los Precios Máximos para 18 categorías de productos, a través de la Resolución 473/2020 de la Secretaría de Comercio Interior, publicada en el Boletín Oficial.

Ante la medida, la Copal alertó que “el sostenimiento en el tiempo de la política de Precios Máximos pone en riesgo en lo inmediato el normal abastecimiento de los alimentos y bebidas”.

La continuidad de esa política, agregó la entidad que lidera Daniel Funes de Rioja, generará para el sector alimenticio “el cierre de empresas con la consecuente pérdida de fuentes de trabajo de la industria”, que actualmente alcanza a más de 400.000 puestos de manera directa.

Los industriales de la alimentación dijeron que “resulta insostenible la política de congelamiento de precios y que ello queda reflejado en los distintos aumentos de costos que el sector ha sufrido y que representan un incremento promedio del 26%”.

Ante el planteo industrial, ayer hubo una reunión virtual entre Comercio Interior y la Copal, en la que también estuvieron el presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), Víctor Palpacelli; el titular de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (CADAM), Víctor Fera; el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez; el titular de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), Ricardo Zorzón y su par de la Confederación General Almacenera (CGA), Fernando Savore.

Las fuentes de la Secretaría de Comercio, que conduce Paula Español, dijeron a Télam que “el diálogo con todos los sectores es permanente, ya se dieron dos aumentos durante el congelamiento a través de la disposición 13 y 14, en julio y octubre, respectivamente”.

“Paulatinamente, se fueron dando aumentos del 5% promedio”, agregaron. Por eso, en ambas oportunidades “se le requirió a las compañías información sobre la estructura de costos para realizar las actualizaciones”, precisaron. “Este es el modus operandi que seguramente se reiterará en esta oportunidad y por ahora estamos en conversaciones aguardando la información de las compañías”, aseguraron las fuentes oficiales, sugiriendo que avalará un nuevo aumento pronto.

El programa Precios Máximos se puso en marcha el 19 de marzo, a la par con las medidas de aislamiento por la pandemia de coronavirus, y abarcan valores de alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza. En un principio, se retrotrajeron los precios de los artículos a los valores vigentes al 6 de marzo, pero a mediados de julio se autorizaron aumentos de 2% a 5% y a principios del mes pasado se permitieron nuevas subas entre 2% y 6%.

La novedad de la reunión de ayer, quizás más esperada que el posible aumento venidero, es que el Gobierno dejó trascender que Precios Máximos se irá desarticulando, pero con gradualismo, y arrancando con el deslistamiento los ítems “premium” y los de menor demanda. Asimismo, dijeron que se fortalecerá Precios Cuidados.

Dejá un comentario