Con un Bolsonaro debilitado y violencia en ascenso, Brasil vota el domingo

13 de noviembre, 2020

ELECCIONES MUNICIPALES EN BRASIL

El próximo domingo, unos 147 millones de personas estarán convocadas para votar en las elecciones municipales de Brasil, las cuales pueden redefinir el mapa político del Gigante Sudamericano. Los comicios, que se celebrarán en 5.568 distritos, tendrán su primera vuelta el 15 de noviembre.  En caso de que ningún candidato obtenga mayoría absoluta, los dos más votados participarán de una segunda vuelta el 29 del mismo mes.

Entre muchas de las causas por las que estas elecciones serán claves, una es que se las considera una antesala de los comicios presidenciales de 2022 y pueden clarificar posibles candidatos. Debe tenerse en cuenta que no constituyen votaciones de medio término, ya que no tendrán impacto a nivel legislativo ni como referéndum.

Según un relevamiento del investigador Pablo Nunes, que coordina el CESeC, 82 militantes y candidatos fueron asesinados en el marco de la disputa electoral.

Jair Bolsonaro es visto como el gran perdedor este año, ya que todos los candidatos a los que ha apoyado públicamente han perdido popularidad. Marcelo Crivella y Celso Russomanno, afiliados al partido Republicanos y candidatos en Río de Janeiro y San Pablo, respectivamente, son los que más lo han sufrido.

La crisis económica, con un desempleo cercano a 15% y sanitaria, con casi 6 millones de casos y más de 160.000 muertos, generada por el Covid-19, ha debilitado al polémico mandatario. A su vez, la derrota de su “amigo” Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos lo han aislado externamente. Pero, pese a esto, Bolsonaro casi no ha perdido popularidad entre sus votantes y lo respaldan fervientemente.

Respecto a los candidatos del PT y su líder, Lula da Silva, tampoco han recibido gran apoyo. Benedita da Silva en Río de Janeiro quedaría en el cuarto lugar, mientras que Jilmar Tatto en San Pablo estaría en la quinta posición. Actualmente, el PT solo lidera las encuestas en la capital de Espírito Santo, Vitória, y podrían ir a una segunda vuelta en otras 7 ciudades.

En las elecciones municipales de 2016, el partido de Lula ya había sufrido una gran derrota, cuando apenas obtuvo una alcaldía de las 96 posibles en las mayores ciudades de Brasil.

A diferencia de la elección presidencial de 2018, que estuvo polarizada entre el Partido Social Liberal (ex de Bolsonaro) y el Partido de los Trabajadores, en 2020 los protagonistas serán los partidos de centroderecha, de gran peso en el Congreso. Así el PSD, DEM, MDB, PODEMOS y Progresistas son quienes parten con ventaja y tienen posibilidades de ganar hasta en 42 ciudades de entre las 96 más importantes.

San Pablo, con más de 8 millones de votantes, es el centro económico de Brasil y un tercio de su PIB nacional. Actualmente, el máximo candidato es el actual alcalde Bruno Covas, aliado del gobernador conservador y opositor del Bolsonaro, João Doria.

Río de Janeiro, el otro distrito de gran importancia, posee casi 5 millones de votantes. Su alcalde, apoyado por el presidente brasileño, posiblemente pierda su actual cargo en segunda vuelta con Eduardo Paes, otro conservador.

Salvador de Bahía y Belo Horizonte (Minas Gerais) son otros de los distritos relevantes electoralmente, y allí también los favoritos son candidatos de derecha (Bruno Reis y Alexandre Kalil, respectivamente).

Dejá un comentario