Trump sugiere que se irá de EE.UU. si pierde ante Biden

18 de octubre, 2020

trump

A pocas semanas del día de las elecciones en Estados Unidos, el presidente Donald Trump atraviesa el país con una agenda apretada, volando a algunos estados que ganó cómodamente en 2016, para ofrecer un lanzamiento final para su segundo mandato, y no oculta su propia posición inestable.

“¿Te imaginas si pierdo?”, dijo Trump el viernes por la noche en un mitin de campaña en Macon, Georgia. “¿Qué voy a hacer? Voy a decir: ‘Perdí ante el peor candidato de la historia de la política’. No me voy a sentir tan bien. Quizás tenga que irme del país. No lo sé.”

Parte del acto es táctico, dicen los asistentes. Trump prospera con ser subestimado, y señalan cómo el presidente vino de atrás en 2016. Las encuestas nacionales en ese momento mostraban que Trump estaba rezagado frente a Hillary Clinton en las semanas previas a las elecciones, pero continuó su maratón de manifestaciones y se aferró a las noticias sobre Clinton que lo ayudó a pintar una imagen de las élites en Washington que impulsó su campaña.

Una estrategia similar está en juego una vez más, con el presidente de regreso a la carrera y centrando su atención en las noticias sobre los tratos comerciales de la familia Biden.

A pesar de tratar de proyectar fuerza y ​​confianza después de su combate con el coronavirus, durante el cual recibió oxígeno y estuvo hospitalizado durante tres noches, el presidente reconoció abiertamente lo lejos que se encuentra. Una encuesta publicada por Morning Consult el jueves mostró al candidato demócrata Joe Biden por delante de Trump en 9 puntos porcentuales, y liderando en los estados críticos de Pensilvania, Florida, Wisconsin y Michigan.

Aunque más de la mitad de las mujeres blancas votaron por Trump en 2016, una encuesta de ABC News / Washington Post publicada la semana pasada mostró que Biden lo superaba a Trump por 28 puntos en ese sector.

Otra encuesta reciente de NBC News / Wall Street Journal mostró que Trump bajó 27 puntos contra Biden con personas mayores de 65 años, otro grupo demográfico clave que impulsó su victoria de 2016.

El viernes, viajó a Fort Myers, Florida, considerado un bastión republicano, para pronunciar un discurso sobre “Proteger a las personas mayores de Estados Unidos”.

“Las personas mayores están amenazadas por un movimiento de izquierda radical que busca destruir el estilo de vida estadounidense”, dijo Trump. “No lo vamos a permitir”.

En los discursos de esta semana, se quejó repetidamente sobre el efecto que provocó el coronavirus en su historial económico.

Dejá un comentario