La Fundación Rockefeller destina US$ 1.000 millones para la recuperación de Covid-19

26 de octubre, 2020

covid

La Fundación Rockefeller anunció hoy que asignará US$ 1.000 millones durante los próximos tres años para abordar la pandemia y sus consecuencias.

La pandemia mal manejada y los efectos del cambio climático amenazan con revertir el progreso global y empujar a más de 100 millones de personas a la pobreza en todo el mundo. Los gobiernos y las grandes ONG deben asegurarse de que la recuperación de Covid-19 llegue a todos los que la necesitan.

El compromiso de US$ 1.000 millones de la Fundación Rockefeller es el más grande en sus 107 años de historia y se enfocará principalmente en expandir el acceso a las pruebas y vacunas Covid-19, así como en invertir en fuentes de energía verde distribuida para los más de 800 millones de personas atrapadas en la pobreza energética.

La Fundación aprovechará tanto su propia donación como las ganancias de su primera oferta de bonos con fines benéficos, y tiene como objetivo catalizar miles de millones más en inversiones privadas.

“Esta crisis ha desencadenado hasta dos décadas y media de progreso hacia los objetivos básicos de desarrollo humano”, dijo Rajiv Shah, presidente de la Fundación Rockefeller.

“Se puede imaginar un futuro caracterizado por una desigualdad extrema a escala global, o podemos imaginar un futuro con un Plan Marshall para reconstruir después de la crisis”.

Shah sostiene que aumentar el acceso a la energía es una parte subestimada de cualquier tipo de recuperación, especialmente porque la pandemia provocó que más de 100 millones de personas hayan sufrido cortes de electricidad debido a facturas impagas.

“Si no contamos con un poder industrial confiable, no podemos manejar negocios”, sostuvo Shah, quien dirigió la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) bajo el presidente Obama. “Y si no se puede administrar negocios, tampoco se crea empleos”, señaló.

Los fondos también se destinarán a la expansión del Plan de acción nacional de pruebas y rastreo de Covid-19 de Rockefeller , con un enfoque particular en las comunidades vulnerables de EE. UU.

La Fundación Rockefeller estuvo involucrada durante mucho tiempo en la salud pública, incluida la financiación del trabajo que condujo a la vacuna contra la fiebre amarilla.

Durante su tiempo en USAID, Shah fue una figura clave en la respuesta global al brote de ébola de 2014 en África Occidental.

Tan grande como US$ 1.000 millones es para una organización benéfica, es poco más del 0,006% de los US$ 16 billones que se espera que cueste la pandemia de Covid-19 solo en EE .UU .

Dejá un comentario