La teoría de la conspiración de QAnon explota antes de las elecciones

21 de octubre, 2020

qanon

La teoría de la conspiración de QAnon está creciendo en Estados Unidos y se está utilizando como arma para impulsar al presidente Donald Trump antes de las elecciones.

Lo que comenzó como una teoría de la conspiración que vinculaba a Hillary Clinton con la trata de niños hace cuatro años y que derivó en el Pizzagate, es ahora parte de una intrincada red de falsedades que se está difundiendo para socavar a Joe Biden.

En un año de disturbios y agitación electoral, a los expertos les preocupa que la creencia en QAnon pueda ser otro instigador de violencia en algunas comunidades si Trump pierde en noviembre.

La teoría de QAnon se basa en una extensa red en línea que analiza mensajes crípticos en foros remotos por una figura anónima “Q”, que afirma, sin pruebas, ser un funcionario de la administración Trump con autorización de alto nivel.

Informes recientes sobre lo que supuestamente era el disco duro de la computadora de Hunter Biden provocaron una renovada actividad de Q, con ideas más concretas a las que aferrarse.

En 2016, la teoría de la conspiración de Pizzagate afirmó que las élites y el gerente de campaña de Hillary Clinton estaban involucrados en una red de tráfico sexual infantil que se operaba en una pizzería popular. Era una teoría de la conspiración de nicho, pero llevó a alguien a presentarse armado en una pizzería en Washington DC.

Trump hizo un guiño a los seguidores de QAnon en múltiples ocasiones, sobre todo con su negativa a condenar la teoría de la conspiración cuando se le pregunta directamente.

A principios de este año, Donald Trump Jr. insinuó en broma que Biden era un pedófilo, un guiño a la tradición de QAnon de que muchos demócratas usan su poder político para ocultar la pedofilia generalizada.

La adopción de aspectos de la teoría por parte de algunos políticos republicanos también ayudó a que se generalice.

Las empresas de tecnología están tratando desesperadamente de prohibir QAnon en sus plataformas antes de que la conspiración pueda extenderse más.

El lunes, Spotify eliminó los podcasts de QAnon y TikTok prohibió oficialmente todo el contenido de QAnon.

YouTube anunció medidas enérgicas la semana pasada. Facebook lo prohibió a principios de este mes. Y Twitter cerró las cuentas de QAnon en julio.

Sin embargo, a pesar de estas prohibiciones, los seguidores de QAnon todavía encuentran otros lugares en línea para reunirse, como Parler, una aplicación de redes sociales de extrema derecha.

Dejá un comentario