La industria rebotó 1,6% en septiembre y cayó sólo 1% versus 2019

27 de octubre, 2020

INDUSTRIA ARGENTINA

Según el IPI-OJF, el proxy de la actividad industrial de Orlando Ferreres, en septiembre la producción manufacturera registró una contracción de 1% al comparar con igual mes del año pasado, acumulando para los nueve meses transcurridos del año una baja de 9,7% anual. Por su parte, la medición desestacionalizada registró un crecimiento mensual de 1,6% respecto de agosto.

“Durante septiembre la actividad industrial mostró un nuevo repunte en la medición desestacionalizada, al tiempo que la medición interanual registró una apreciable desaceleración en su caída, continuando con la recuperación tras la debacle de abril”, dijeron desde Ferreres.

Industria Ferreres
La industria se sigue recuperando del golpe de abril

Las variaciones positivas estuvieron lideradas por la suba de 26,9% del sector plástico, cifra que responde particularmente a una baja inusual en la producción de polietileno durante septiembre de 2019, seguido por la expansión de 15,3% de maquinaria y equipo, impulsado por una suba de 16% en la producción de las terminales automotrices, y por la suba de 9,9% de minerales no metálicos, destacándose el crecimiento de 10,1% en la elaboración de cemento Portland. Por su parte, la industria alimenticia mostró una fuerte desaceleración en su caída, gracias principalmente a las mejores cifras provenientes de la industria del crushing.

En conjunto, el tercer trimestre del año cierra mostrando una caída de 5,7% al comparar con igual período del año anterior.

“Para lo que resta del año esperamos que el principal impulso continúe siendo el de la producción automotriz, que está mostrando una marcada recuperación en los envíos al exterior y en las entregas a concesionarias. Por su parte, es posible que observemos un mayor movimiento en algunos sectores ligado a un adelanto de pedidos por quienes anticipan una devaluación del tipo de cambio. Pero más allá de las circunstancias coyunturales, aún no están dadas las condiciones macroeconómicas necesarias para esperar una recuperación sostenida de la industria manufacturera en el mediano plazo”, concluyeron.

Dejá un comentario