General Motors retomó su inversión por US$ 300 millones

13 de octubre, 2020

La automotriz General Motors (GM) reanudó su plan de inversiones de US$ 300 millones para producir un nuevo vehículo de su marca Chevrolet, en la planta que posee en la localidad de Alvear, distante a pocos kilómetros de la ciudad santafesina de Rosario.

El vicepresidente de GM para Argentina, Uruguay y Paraguay, Federico Ovejero, expresó: “La decisión de reanudar la inversión de US$300 millones y producir un nuevo vehículo que tendrá como principal destino el mercado de exportación ratifica el compromiso de General Motors con la Argentina y con la producción nacional”.

Tal como se había anunciado hace tres años, el proyecto para el desarrollo de un nuevo vehículo también contempla una inversión de US$200 millones por parte de su cadena de proveedores, lo que totaliza un programa de US$500 millones.

El nuevo modelo de producción nacional estará basado en la Plataforma Global Emerging Markets (GEM) y, si bien aún no fue develado, en el sector se anticipa que podría tratarse de una SUV para el mercado local y de exportación que convivirá con el actual Cruze.

En la ampliación y remodelación de su planta en el país participan alrededor de 20 empresas nacionales, cuyo personal ha recibido una serie de capacitaciones para cumplir con los estrictos protocolos de seguridad e higiene.

Fuentes de la compañía explicaron esta tarde a Télam que los trabajos de ampliación de la capacidad productiva de la planta debieron ser suspendidos al inicio de la cuarentena “para cuidar la caja y para cumplir con sus contratos y con los pagos a su cadena de proveedores”.

“Los gastos e inversiones se pospusieron, lo que permitió al día de hoy llegar con el cumplimiento de todos los compromisos de la compañía, por lo que ahora se está retomando este proyecto porque hemos notado que las ventas están empezando a recuperarse”, explicaron en la empresa.

En los próximos meses, se concretarán los trabajos de expansión en las plantas de prensas, carrocería, pintura y ensamble, así como la instalación de una nueva línea en carrocería con la meta puesta en el mes de septiembre de 2021 para finalizar las obras.

Tras el regreso a la producción luego de los primeros meses de suspensión de tareas por la pandemia, la marca sigue “trabajando en un solo turno, con suspensiones rotativas, donde todo el personal termina trabajando la mitad del mes ya que fue dividido en dos grupos”.

En la actualidad, GM fabrica en Alvear las distintas versiones del sedán Cruze, siguiendo el plan de producción bajo los protocolos de higiene y seguridad aprobados por la provincia y la Nación, lo que permitió hasta el momento “no tener ningún caso registrado de Covid-19 positivo, lo que ayudó a sostener un ritmo de producción constante”.

Dejá un comentario