FMI: “Economía mundial se está recuperando”

7 de octubre, 2020

“La economía mundial está recuperándose de la profunda crisis, pero la hecatombe está lejos de haber terminado”, dijo ayer Kristalina Georgieva, Directora Gerente del FMI, en un discurso ante la London School of Economics (LSE), que cumple 125 años y que tuvo a la búlgara como alumna. Si bien Georgieva no minimizó los riesgos hacia adelante ni la duración de la recuperación, se permitió un mensaje un poco más optimista.

“Actualmente, estimamos que la evolución registrada en el segundo y el tercer trimestre fue un poco mejor de lo que se esperaba, lo cual ha permitido revisar ligeramente al alza la proyección mundial para 2020. Seguimos proyectando que la recuperación será parcial y desigual en 2021, como verán la semana que viene en nuestras proyecciones actualizadas”, dijo. La semana que viene, el FMI presentará sus nuevas proyecciones económicas: en las últimas, difundidas en junio, estimó una caída de 4,9% del PIB global y una recuperación de 5,4% en 2021.

La clave, dijo, fue la potente respuesta de los estados. “En gran medida, hemos llegado a este punto gracias a las medidas de política extraordinarias que frenan la caída de la economía mundial. Los gobiernos han destinado unos US$ 12 billones en respaldo fiscal a hogares y empresas. Asimismo, se han aplicado medidas de política monetaria inauditas para mantener los flujos de crédito y evitar que millones de empresas tuviesen que cerrar”, dijo ante LSE.

Hacia adelante, lógicamente, primará la pandemia y la posible aparición de la bendita vacuna. “Nos espera un camino empañado de una incertidumbre extraordinaria. Un avance más rápido en el desarrollo de las medidas de salud, en forma de vacunas y tratamientos, podría acelerar el ‘camino cuesta arriba’, pero este también podría complicarse, sobre todo si el número de brotes graves aumenta significativamente”, dijo Georgieva.

Por cierto, la propia respuesta de los países, si bien ayudó a estabilizar las economías, generó trastornos que podrían agudizar si la pandemia se extiende y la vacuna no aparece. “Los riesgos se mantienen elevados, también por el incremento de las quiebras y las tensiones en las valuaciones en los mercados financieros. Además, muchos países se han vuelto más vulnerables. Sus niveles de deuda han aumentado debido a su respuesta fiscal a la crisis y a las fuertes pérdidas de producción e ingreso. Según nuestras estimaciones, la deuda pública mundial alcanzará un nivel máximo histórico en 2020, situándose en torno al 100% del PIB”, dijo Georgieva.

“Asimismo, existe ahora el riesgo de sufrir graves daños económicos prolongados como consecuencia de la pérdida de empleo, las quiebras y la interrupción de programas educativos. Esta pérdida de capacidad hace que las expectativas de producción mundial se mantengan muy por debajo de las proyecciones anteriores a la pandemia en el mediano plazo. Para casi todos los países, supondrá un retroceso de la mejora de las condiciones de vida”, concluyó la funcionar del FMI.

El discurso, en el que también valoró la inversión pública y pidió no retirar estímulos fiscales y monetarios antes de tiempo, presagia un FMI menos “fiscalista” y ortodoxo, algo que seguramente cayó bien en el Gobierno de Argentina, justo en el mismo día en que desembarcó la “staff visit” para acordar un nuevo programa con el país.

Dejá un comentario