Europa se prepara para la monstruosa segunda ola de coronavirus

16 de octubre, 2020

europa covid

La pandemia regresó violentamente a Europa, y la esperanza de un regreso a la normalidad está siendo reemplazada por una perspectiva mucho más siniestra: el regreso al bloqueo.

El recuento de casos en países como Francia y España se disparó más allá de los números observados durante el pico de primavera. Si bien eso se debe en parte a pruebas más generalizadas, ahora está claro que las muertes también están aumentando.

En las dos primeras semanas de agosto, un total de 668 personas murieron de coronavirus en España, Francia, el Reino Unido, Italia y Alemania, muy bajo dado que EE.UU., que tiene una población similar, promedió aproximadamente el doble por día durante ese período.

Dos meses después, hasta las dos primeras semanas de octubre, esos países totalizan 4316 muertes, 6.5 veces más. España (1.622 muertes), Francia (1.081) y el Reino Unido (1.012) son los más afectados, pero incluso Italia (401) y Alemania (200) registran más de tres veces más muertes que hace dos meses.

Sin embargo, comparado con las dos primeras semanas de abril, el total de muertes combinadas de los cinco países fue de 44,771 , diez veces más de lo que están registrando ahora.

Los altísimos recuentos de casos y la renuencia a imponer cierres totales significan que la pregunta es menos si estos países pueden regresar rápidamente a la relativa calma de agosto, que si pueden evitar un regreso a la brutal realidad de abril.

No obstante, el panorama es sombrío. Hans Kluge, director de la OMS para Europa, dijo ayer que si la trayectoria actual se mantiene, las tasas de mortalidad serán cuatro o cinco veces más altas en enero que en abril.

“Es hora de dar un paso adelante. El mensaje a los gobiernos es: no se detengan con acciones relativamente pequeñas para evitar las dolorosas acciones dañinas que vimos en la primera ronda”, dijo Kluge.

Pero con poblaciones cansadas y economías heridas, los gobiernos son muy reacios a imponer el tipo de bloqueos estrictos que se establecieron en toda Europa en marzo pasado.

Además perdieron credibilidad. Los mismos políticos que ahora están ordenando a la gente que se quede en casa y limiten sus contactos, recientemente ofrecieron incentivos para viajar dentro del país o cenar afuera. Países como España e Italia abrieron sus fronteras a los turistas.

En muchos países, los picos han sido impulsados principalmente por personas más jóvenes que tienen menos probabilidades de enfermarse gravemente.

La llegada del invierno, sin mencionar la temporada navideña, exacerbará los desafíos.

“Debemos pedir especialmente a los jóvenes que prescindan de algunas fiestas ahora para tener una buena vida mañana o pasado”, dijo el miércoles la canciller alemana, Angela Merkel.

“Es difícil tener 20 años en 2020”, agregó el presidente francés, Emmanuel Macron.

Dejá un comentario