Se reglamentó la refinanciación de deuda privada mediante canje

7 de octubre, 2020

CNV fci inversión

Hoy la Comisión Nacional de Valores (CNV) habilitó que las empresas refinancien sus deudas emitidas a través de Obligaciones Negociables (ON), mediante el canje o integración en especie de títulos previamente colocados, hasta un porcentaje del monto de emisión de los nuevos títulos.

La medida fue aprobada con la reglamentación de “Refinanciación de deuda mediante canje y/o integración en especie”, que fue puesta en consulta mediante la Resolución General Nº 849 del organismo y que recibió comentarios y opiniones de distintos actores del mercado de capitales.

El objetivo de la medida es que las empresas puedan integrar nuevas ON con valores negociables que hayan sido previamente colocados en forma privada u otros créditos preexistentes contra la sociedad que carezcan de oferta pública.

“Este cambio normativo brinda a las entidades emisoras que operan en el mercado de capitales, las herramientas necesarias para reestructurar, o bien administrar de manera eficiente su nivel de endeudamiento y reprogramar la estructura de su deuda”, informó la CNV en un comunicado.

Asimismo, sostuvo que la norma busca encuadrar procesos de reestructuraciones de deudas corporativas y permitir que una parte de estas deudas pueda convertirse a obligaciones negociables con oferta pública, ya sea en el marco de procesos voluntarios o en el contexto de concursos o acuerdos preventivos extrajudiciales.

“Bajo esta nueva normativa las empresas emisoras podrán, por ejemplo, reestructurar pasivos con proveedores u otras deudas sin oferta pública, transformándolas en instrumentos con cotización y con un mercado secundario disponible, pudiendo además beneficiarse del tratamiento impositivo diferencial que favorece a las ON”, apuntó el presidente de CNV, Adrián Cosentino.

Para las refinanciaciones de deudas privadas por nuevas ON se considerará cumplido el requisito de colocación por oferta pública cuando la nueva emisión sea suscripta por acreedores que representen hasta el 30% del monto total efectivamente colocado.

El porcentaje, detalló la CNV, deberá ser “suscripto e integrado en efectivo o mediante la integración en especie entregando obligaciones negociables originalmente colocadas por oferta pública, u otros valores negociables con oferta pública y listado y/o negociación en mercados autorizados por la CNV (por ejemplo, cheques, facturas de crédito electrónicas, pagarés)”.

A mediados de septiembre, el Banco Central le pidió a las empresas que poseen deudas con volúmenes de pago mensual superiores al millón de pesos que inicien procesos para postergar pagos de capital.

La propuesta del BCRA fue garantizarle a las empresas dólares por hasta el 40% del vencimiento de intereses y capital pendientes en los próximos seis meses, pero le pidió a las compañías que el porcentaje restante puedan reprogramarlo en común acuerdo con sus acreedores.

Si bien no hay vencimientos mayores en octubre, el Banco Hipotecario concentra buena parte de los US$600 millones en pagos que enfrentan las empresas argentinas en noviembre.

Otras empresas que deberán enfrentar pagos en noviembre son Cresud, por US$ 73 millones, e IRSA, por US$ 182 millones, seguidas de AES Energía, con US$ 22 millones y Genneia, con US$ 51 millones, según un relevamiento de Moody’s.

Dejá un comentario