Bancos y emisoras de tarjetas dicen que es imposible reducir plazos para liquidar a comercios

15 de octubre, 2020

Tarjetas Congreso

Representantes de las principales cámara de tarjetas de créditos y de las entidades bancarias rechazaron ayer en la Cámara Baja el proyecto de ley que busca disminuir los plazos en los que se efectivizan en los comercios las ventas concretadas con tarjetas de crédito y débito.

En declaraciones citadas por Télam, Javier Bolzico (Adeba) aseguró que el proyecto “es impracticable” ya que “no se puede acreditar las compras de débito en forma inmediata por cuestiones operativas” y señaló que tampoco se puede acelerar el pago en el caso de las tarjetas de crédito ya que “ya los bancos financian en 15 días el pago a comercios en relación a cuando le cobran a los usuarios”.

“Tenemos que tener una visión de ganar-ganar, es decir, aumentar la torta para que todos ganen, y no simplemente intercambiar condiciones, plazos y comisiones para algún jugador”, agregó Bolzico.

A su turno, el director ejecutivo de la Cámara de Emisores de Tarjetas No Bancarias, Norberto Etchegoyen, advirtió que si se aprueban estos proyectos las entidades del sector “quedaremos fuera del mercado porque no tenemos los fondos para poder sostener” el pago a los comercios de manera inmediata.

“Como emisores no bancarios, no tenemos nada que ver con el negocio de los bancos. Para nosotros, la tarjeta de crédito es nuestro único y principal negocio, en cambio para los bancos, la tarjeta es solo un servicio más de los que brindan”, advirtió.

En tanto, el presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Claudio Cesario, dijo que el pago inmediato “no se puede realizar porque es técnicamente imposible” debido a que primero “se deben realizar las retenciones impositivas”. El representante de las entidades banacarias internacionales señaló que en la Argentina “se pagan los aranceles más bajos de la región” y que con la baja dispuesta en el Gobierno de Cambiemos “el beneficio quedó para los comercios y no se trasladó a los usuarios ni con ello se benefició a la economía”.

En tanto, el director ejecutivo de la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra, César Bastien, dijo que los proyectos que se analizan “van a ir en contra del objetivo que se buscan, y se debería trabajar sobre el componente impositivo que es lo que distorsiona la relación de los comercios”.

“Estamos en una lógica en la que todos perdemos. Los consumidores, porque pierden su principal instrumento de financiamiento; los comercios, porque están perdiendo ventas; el Estado, porque pierde recaudación y, obviamente, pierden las empresas”, alertó el directivo.

Dejá un comentario