El Gobierno lanzó el demorado acuerdo económico y social: regresan las mesas sectoriales

19 de octubre, 2020

acuerdo económico social

El Gobierno puso en marcha ayer el Acuerdo Económico y Social (AES) mediante un encuentro del que participaron los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y Trabajo, Claudio Moroni, junto a un centenar de dirigentes gremiales y empresarios, en el que se definieron los diez puntos de consenso sobre los que se trabajará y el inicio de las mesas sectoriales, un método de trabajo valorado que había inaugurado el Gobierno anterior.

El ministro Kulfas explicó los diez principales puntos de consenso, que serán “la hoja de ruta que nos permitirán volver a crecer” y aseguró que la conformación de este ente tripartito entre Estado, empresarios y trabajadores es una “apelación a que construyamos políticas públicas para volver a poner a Argentina de pie”. 

Por su parte, Moroni resaltó: “Estamos planteando que la única salida de la crisis es un proyecto de desarrollo. Ya probamos muchas recetas en Argentina pero no dieron resultados. Esta mecánica de diálogo social es el único método que tenemos”. 

Durante el encuentro, además, se acordó que la primera mesa sectorial será el próximo 22 de octubre con representantes de la industria metalmecánica y automotriz. El lunes 26 se reunirá la mesa sectorial de la construcción; el 29, los sectores textil, indumentaria, calzado y cuero y el 30 será el turno de la industria alimenticia.

Kulfas aclaró que esas son las primeras cuatro reuniones pero en los próximos días se anunciará un cronograma para el resto de los sectores que aún no fueron convocados. 

 

 


Los 10 puntos que planteó el ministro Kulfas para la reactivación productiva de Argentina son los siguientes. 

  • Necesitamos exportar más. Exportar más es clave para obtener las divisas necesarias para financiar el crecimiento económico, la suba del salario real y la baja de la pobreza y la desigualdad”.
  • “Ningún sector productivo sobra: todos son importantes. Es fundamental el incremento de la competitividad de todos los sectores. Estamos convencidos de que la grieta campo versus industria es cosa del pasado”.
  • “Mercado interno versus mercado externo es una falsa antinomia. Es perfectamente factible crecer en nuestro mercado interno y, simultáneamente, desarrollar nuestras exportaciones. El mercado interno ayuda a que las empresas aprendan a producir mejor, a ganar escala y salir a exportar”.
  • “No hay futuro sin políticas productivasEn la última década las políticas de desarrollo productivo retornaron en los países desarrollados. La idea de que ‘la mejor política industrial es aquella que no existe’ es falsa”.
  • “Ninguna política productiva será sustentable si no piensa en la dimensión ambiental. Debemos conciliar desarrollo con cuidado ambiental e ir migrando nuestra matriz productiva hacia actividades y procesos menos dañinos con el ambiente y el cambio climático”.
  • “Una macroeconomía estable ayuda al desarrollo productivo. La macro estable ordena expectativas, reduce la incertidumbre, induce la inversión privada y potencia la efectividad de las políticas productivas”.
  • “Si no mejoramos la productividad, no bajaremos ni la pobreza ni la desigualdad. Para generar empleo de calidad e incrementar la productividad, necesitamos mayor inversión privada y una demanda pujante con acceso al financiamiento”.
  • “Una buena política productiva debe reducir las brechas de género. Debemos atender a las desigualdades de género existentes en la estructura productiva. Las brechas son particularmente muy elevadas en los sectores de alta productividad y en aquellos que exportan”.
  • La apertura comercial no es un fin en sí mismo, sino una herramienta que debe ser utilizada de manera inteligente. Debemos integrarnos más al mundo en el futuro, pero con una mirada pragmática de la apertura/proteccionismo”.
  • “Toda política de desarrollo productivo debe ser una política de desarrollo regional. Argentina tiene tres desigualdades muy nocivas: de ingresos, de género y territoriales. Tenemos una inadmisible grieta territorial que debemos resolver con políticas de integración”

    En la reunión participaron Héctor Daer (CGT), Miguel Acevedo (UIA), Hugo Yasky (CTA), Ivan Szczech (COMARCO); José Martins (Consejo Agroindustrial); Edgardo Llanos (APA); Marcelo Fernández (CGERA); Sergio Candelo (CESSI); Marco Meloni (Mesa de Unidad PyME); Silvia Martínez (CINA); Juan Ciolli (MNU- CEEN); Carlos Magariños (Cámara Argentina de Energía); Guillermo Moretti (Federación Industrial de Santa Fe); Alberto Carlocchia (CAEM); Graciela Fresno (FEHGRA) y Daniel Funes de Rioja (COPAL).

Dejá un comentario