Tras el canje, empezaron a operar los nuevos bonos en ley extranjera

4 de septiembre, 2020

Luego del cierre del acuerdo con los acreedores privados de la deuda bajo legislación extranjera, cuya adhesión fue del 93,5% y que mediante las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) el monto reestructurado se elevó al 99%, ayer empezaron a operar los nuevos bonos correspondientes al canje. Sin embargo, la cotización de estos nuevos títulos se empezará a ver plenamente a partir de la próxima semana.

Estos bonos empezaron ayer con una tasa aproximada del 11%. Aunque se trata apenas de las primeras operaciones: hasta ayer, los títulos aún no habían sido entregados, con lo cual el mercado tiene poca profundidad todavía. En ese sentido, desde el mercado señalan que hay que esperar a las próximas semanas para tener una mejor idea sobre la tasa de interés en la que van a estar cotizando.

“Este nivel de tasa que se observa ahora es más o menos acorde a la situación macroeconómica de Argentina, que está saliendo de un período de estrés de deuda y que todavía se necesitan algunas señales más para ver en el mediano plazo cómo vamos a evolucionar. Esto podría venir por el lado del Presupuesto de 2021, que se conocerá en los próximos días. Pero el nivel de tasa es más o menos el que estaba previsto”, indicó ante El Economista Jorge Neyro, economista jefe de la consultora ACM.

El analista financiero Diego Sacerdote destacó que la de ayer fue una jornada positiva porque los bonos empezaron a operar arriba de lo que venían operando antes de que se cancele la operatoria por el canje, con un exit yield del 11% en promedio, aproximadamente, mejor que el 12% que venía cotizando antes de que se pararan las operaciones.

“Sin embargo, esto hay que tomarlo con pinzas, porque el volumen operado fue muy bajo porque los bonos aún no están. Estas operaciones se liquidarán recién la semana que viene. Lo otro es que fue un día muy malo para el mercado internacional. Las bolsas estuvieron cayendo más de 3%. En ese contexto, los activos argentinos, sobre todo los bonos, tuvieron una buena jornada”, detalló Sacerdote en diálogo con este medio.

Hacia adelante, de acuerdo con Martín Vauthier, director del Estudio EcoGo, será muy importante en términos de la evolución del riesgo país y de los rendimientos de los bonos las señales que dé el Gobierno en torno a la consistencia del programa macroeconómico. “Por un lado, en términos fiscales, si bien ya se anunció la meta del déficit de 4,5% del PIB para el próximo año, más que esa cifra será importante conocer cuál es la nominalidad de ingresos y gastos, cuál va a ser el PIB de 2021”, indicó.

“En ese sentido, quizás ahí empezamos a tener algunas pistas con el Presupuesto, con lo cual va a ser muy importante ver la señal fiscal que imagina el Gobierno hacia adelante, ver también cuál es el programa macroeconómico en términos de consistencia. Va a ser muy importante que se asegure el ritmo de movimiento de la tasa de interés en pesos y que el dólar y la inflación también se ubiquen en un sendero alineado, que no se separen en gran medida”, agregó Vauthier ante El Economista.

Por otro lado, el especialista afirmó que también serán importantes las señales que vaya dado la política: que no hayan declaraciones que agreguen incertidumbre y que se vaya generando un sendero de previsibilidad. “Si se dan estas cuestiones, hay espacio para que Argentina continúe comprimiendo spreads y se vea una baja más significativa en el riesgo país y la prima soberana”, sostuvo.

En cambio, si estas condiciones no se dan, Vauthier comenta que se podría esperar que los bonos se mantengan cotizando con una prima de riesgo elevada, lo cual de alguna manera le pondría un techo a la recuperación que pueda tener Argentina, tanto en términos de nivel de actividad, inversión y consumo después de la pandemia, como en términos de inflación.

“Una prima de riesgo muy alta también implica una demanda de dinero más baja, y eso también puede complicar al mercado local en pesos, no sólo a los bonos en dólares, y a la capacidad que tenga el Gobierno para financiar una parte del déficit, ya no con emisión monetaria sino con colocación de deuda en pesos”, explicó.

 

Dejá un comentario