Solo 3 de cada 100 grandes empresas tienen a una mujer como propietaria

15 de septiembre, 2020

Mujeres trabajo

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, subrayó hoy que solo ocho de cada cien pymes argentinas tienen una mujer como propietaria mayoritaria y, cuando se trata de grandes empresas, el número cae a tres de cada cien. 

El dato surge en base a los resultados de un informe denominado “Género y Acceso al Financiamiento Empresario en Argentina” del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual aportó mediciones y evidenció las diferencias de comportamiento del mercado crediticio según el género en Argentina.

lGómez Alcorta resaltó las brechas laborales para mujeres y LGBTIQ+, tanto en el acceso como en la promoción y permanencia en empleos formales, además de los niveles menores en los salarios y la participación mayor en el mercado informal.

“Este informe muestra más datos que refuerzan estas diferencias de género. Solo ocho de cada cien pymes de nuestro país tienen una mujer como propietaria mayoritaria y en el caso de las grandes empresas ese número es de tres cada cien”, detalló.

Las empresas lideradas por mujeres enfrentan mayores dificultades para el desarrollo productivo, acceden menos al crédito y perciben una tasa de rechazo mayor que las empresas encabezadas por varones. Entre las causas profundas que provocan esas brechas, Gómez Alcorta señaló que “hay desigualdades de género que estructuran todo el sistema económico, social, político desde hace siglos”.

Además, destacó el resultado contundente del informe “Medición del aporte del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado al Producto Bruto Interno”, que realizó la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía de la Nación, que comprobó, al medir por primera vez en nuestro país, que el valor de aporte en la economía representa el 16% del PIB, siendo el mayor de toda la economía seguido luego por la industria y el comercio.

“Más del 75% de todo ese valor lo realizan las mujeres. Esta distribución asimétrica en la organización social del trabajo es el corazón de las desigualdades que nos lleva después a poder pensar las brechas en el sistema laboral y financiero, entre otros ámbitos”, aseguró la ministra.

Para reducir esas brechas instó a mejorar las condiciones de acceso al crédito. Según las encuestas, en el acceso a crédito entre mujeres y hombres empresarios en Argentina, solo 20,5% de las empresas lideradas por mujeres utiliza créditos bancarios para financiar su inversión, frente a 42,9% en el caso de los hombres. Análogamente, se estima que en Argentina el 17% de las empresas lideradas por hombres están restringidas financieramente, frente al 60% en el caso de las lideradas por mujeres.

Durante el cierre de la jornada, José Ignacio De Mendiguren, presidente del BICE, expresó que “los bancos públicos tendrán un lugar clave en la economía que viene”. “Tenemos la obligación de no atender solo la coyuntura sino la tendencia y el futuro. Necesitamos crecer en el camino correcto, con financiamiento estratégico, productivo y de largo plazo pero con más inclusión y diversidad”, destacó.

Solo 3 de cada 100 grandes empresas tienen a una mujer como propietaria

 

 

Dejá un comentario