Estiman más brecha tras exclusión de los que cobraron ATP

30 de septiembre, 2020

BCRA reservas cuantas quedan

Luego del virtual feriado cambiario que se generó durante las dos últimas semanas como consecuencia de que los bancos no podían adaptar sus sistemas a las nuevas restricciones dispuestas por las autoridades del Banco Central (BCRA) en el nuevo refuerzo del cepo cambiario, a partir de esta semana los bancos empezaron nuevamente a operar en la venta de dólares para los ahorristas dentro del cupo mensual de los US$ 200.

Sin embargo, desde el lunes muchos usuarios empezaron a reportar que no podían realizar la compra de la moneda estadounidense desde el homebanking, quejas que se incrementaron en la jornada de ayer. Cerca del mediodía, el BCRA confirmó desprolijamente una sospecha: están inhabilitados para comprar dólares los trabajadores cuyas empresas fueron beneficiarias del programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP), que, desde que arrancó la cuarentena, otorga una parte de los salarios de las empresas privadas.

Según trascendió, en base a fuentes oficiales, los afectados por esta medida serán no sólo los que están cobrando el ATP en este momento, sino todos aquellos que en algún momento lo cobraron, lo que representa una gran parte del sector privado. Serían más de 2,8 millones de trabajadores. Así, este grupo suma a los que ya estaban inhabilitados a comprar dólares, como los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), beneficiarios de planes sociales, beneficiarios de los nuevos créditos a tasa subsidiada, entre otros.

De esta manera, la imposibilidad de comprar dólares para ahorro se extiende a una gran porción de la población, quedando accesible para unos pocos. Es decir, otro refuerzo al cepo, quedando casi cerrado por completo. La entidad monetaria lo justificó en base a la normativa de endurecimiento del cepo cambiario que se anunció la semana antepasada, que por considerar al ATP como una “ayuda social” los trabajadores beneficiarios de este programa quedan excluidos del Mercado Único y Libre de Cambios (Mulc).

“Estamos desde hace dos semanas descubriendo todos los días una nueva interpretación de la norma que traba más al dólar, y es la misma norma. Las normas del BCRA deberían ser claras, precisas y no dar lugar a ninguna duda posible desde el primer momento. Más allá de lo malo de este tipo de políticas, esto deja ver lo frágil que es la situación del BCRA y de sus reservas, que tiene que estar profundizando cada vez más el cepo y reinterpretando normas que no deberían ser factibles a ser reinterpretadas”, afirmó el analista financiero Christian Buteler en diálogo con El Economista.

De acuerdo con el especialista, esta prohibición, obviamente, generará que la brecha cambiaria se amplíe aún más. “No entiendo por qué seguimos insistiendo con los mismos problemas. A más cepo, más brecha. Siempre ha sido así. En el último tiempo también lo hemos visto: pusieron el impuesto del 30%, creció la brecha; pusieron el 35% adicional, volvió a subir; traban a las empresas, igual. Todo tipo de restricción hace subir la brecha porque a la gente que iba al mercado oficial la deriva hacia otros mercados”, sostuvo.

“Me parece que las autoridades siguen trayendo más confusión al mercado. Siguen sin poder generar confianza. Al contrario, todo esto genera más desconfianza. Lo estamos viendo todos los días con los resultados en la brecha cambiaria, en las reservas internacionales del Banco Central y en los depósitos privados”, agregó.

De acuerdo con el resumen de las variables financieras que publica diariamente el BCRA, las reservas brutas cerraron ayer US$ 41.751 millones, mostrando así una baja de US$ 121 millones respecto al lunes. En tanto, las reservas netas se ubican por debajo de los US$ 5.000 millones, según el consenso de los economistas, mientras que las reservas “líquidas” están cerca de los US$ 1.000 millones.

En tanto, a pesar del endurecimiento del cepo que se anunció el pasado 15 de septiembre, el BCRA sigue vendiendo dólares para contener a la demanda (en ese lapso, importaciones y deuda comercial) y mantener el tipo de cambio oficial. Durante la jornada de ayer, la entidad que conduce Miguel Pesce vendió otros US$ 30 millones, según fuentes del mercado. Además, desde el día siguiente en que se anunció el refuerzo del cepo se incrementó la salida de los depósitos privados: hasta el viernes pasado (último dato disponible), durante esas ocho jornadas, los ahorristas retiraron de los bancos un total de US$ 927 millones.

Según confirmaron fuentes oficiales a este medio, mañana, después de la reunión de directorio del BCRA, se anunciarán medidas que el Gobierno estuvo preparando durante el pasado fin de semana para intentar llevar calma a los mercados. Según hizo saber, las medidas incluirían más modificaciones cambiarias y beneficios para sectores como el campo, la energía y la minería.

Dejá un comentario