La emisión de dinero para financiar al Tesoro en agosto fue la más baja desde principios de año

4 de septiembre, 2020

La combinación de una mejora en la recaudación tributaria y de mayores colocaciones de deuda en pesos en el mercado local permitieron que, en agosto, el Banco Central (BCRA) emitiera $ 40.000 millones para financiar al Tesoro, el volumen de asistencia más bajo desde enero, previo a la pandemia.

Para tomar dimensión, el volumen de dinero que el BCRA le imprimió el mes pasado al Gobierno para hacer frente a gastos derivados de la crisis del coronavirus no fue ni el 10% de lo emitido en mayo, cuando la suma de Adelantos Transitorios y Transferencias de Utilidades ascendió hasta los $ 430.000 millones.

De hecho, la emisión fue incluso menor a la de febrero cuando, sin efecto de pandemia, la autoridad monetaria había girado al Gobierno unos $ 107.000 millones para hacer frente a gastos de distinto orden.

“En el horizonte, lo que se busca es que el Banco Central no esté financiando al Tesoro de forma sistemática. Pero, en la transición, va a haber una porción del déficit fiscal que requiera de ese financiamiento. Apuntamos a ir reduciéndolo en el futuro”, afirmó este viernes el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante una conferencia de prensa sobre el resultado de reestructuración de la deuda pública.

En lo que va del año, el Banco Central emitió más de $ 1,5 billones para asistir al Tesoro, de los cuales casi el 90% ($ 1,33 billones) se giraron a partir de la declaración del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), el 19 de marzo.

Puntualmente, en marzo se emitieron $ 205.000 millones, en abril $ 310.000 millones, en mayo $ 430.000 millones, en junio $ 200.000 millones y en julio $ 220.000 millones, sin incluir otras vías de impresión de dinero, como el pago de intereses de pasivos remunerados.

Sin embargo, la normalización de la deuda en pesos permitió que, desde mayo, las licitaciones de nuevos títulos fueran hasta un 23% superiores a los vencimientos de deuda programados, según datos del Ministerio de Economía.

“Hemos ido aumentado en los últimos meses la porción de deuda en pesos, pero no alcanza. Por eso se recurrió al financiamiento del Banco Central”, completó Guzmán.

Al mismo tiempo, la recaudación tributaria también mostró signos de recuperación.

En agosto, el fisco recaudó $ 612.146 millones vía impuestos, 33,5% más que el mismo mes de 2019, aún por debajo de la inflación interanual que marcó 42,4% en julio, pero con una dinámica de desaceleración en el ritmo de contracción en términos reales que mostraron los registros observados desde el inició de la pandemia.

Dejá un comentario