La curva soberana de Argentina, en busca de su “nueva normalidad”

11 de septiembre, 2020

La curva soberana de Argentina, en busca de su "nueva normalidad"

Con la puesta en marcha de los nuevos bonos bajo legislación extranjera, que empezaron a operar desde la semana pasada, aunque lo hicieron formalmente desde esta semana, el riesgo país correspondiente a esos títulos fue actualizado ayer. Tal como lo había anticipado el mercado, la reducción fue de más de mil puntos básicos y se ubicó en 1.083 al inicio de la jornada de ayer, aunque luego ascendió un poco y cerró en 1.104 puntos básicos en la medición del JP Morgan.

“Esta baja es una cuestión meramente técnica que se relaciona con el impacto del canje y la forma en que se mide. El JP Morgan mide el riesgo país construyendo una cartera de bonos de Argentina y calculando el diferencial entre el rendimiento de este conjunto de bonos y la deuda de Estados Unidos. A partir de hoy (por ayer), esa cartera dejó de incluir a los bonos viejos de Argentina y pasó a estar conformada por los nuevos bonos que surgieron de la reestructuración. Por eso vemos esa reducción del riesgo país”, explicó ante El Economista Adrián Yarde Buller, economista jefe del Grupo SBS.

Jorge Neyro, economista jefe de la consultora ACM, señaló que este nuevo nivel de riesgo país corresponde a la nueva estructura de vencimientos y al aire financiero de los próximos años a partir del canje, lo cual se refleja en las tasas de interés de los nuevos títulos. “También refleja los desafíos macro que Argentina sigue teniendo en términos de poder construir un horizonte de consolidación fiscal progresiva, que tampoco atente contra la recuperación económica, y poder acordarlo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, afirmó.

En ese sentido, Neyro destacó que hacia adelante se requiere de buenas señales por parte del Gobierno para que este nivel de riesgo país baje. “Por ahora, se nota que el mercado está cómodo con estos niveles y, a la vez, expectante sobre cómo se desarrollan los acontecimientos, qué señales se enviarán con el Presupuesto de 2021, que se presenta la próxima semana, y cómo evoluciona la economía y la pandemia en el país. Hay un conjunto de cuestiones sobre las que aún falta avanzar”, agregó el diálogo con este medio.

En cuanto a la evolución de los nuevos bonos  del canje, Federico Furiase, director del Estudio EcoGo, indicó que, con poca liquidez aún en los mercados, estos títulos vienen ajustando a la baja (sobre todo los más cortos) desde su reciente debut en el “mercado gris”, en consistencia con una curva plana en torno a una “exit yield” preliminar del 12%, consistente con un riesgo país en la zona de 1.100 y 1.150 puntos básicos, con un spread limitado entre los de legislación extrajera y local.

“Vale remarcar que con estas tasas de descuento de entre 12% y 12,5% y asumiendo un valor de recupero de 30%, las probabilidades implícitas de default a lo largo de la vida de los nuevos bonos se ubican por arriba de 85% o 90% (creciente a mayor duration del bono), a pesar de lo despejado del perfil de vencimientos en dólares con el sector privado que queda hasta 2024 tras la reestructuración de la deuda y el escenario de liquidez global en los mercados internacionales”, detalló Furiase ante El Economista.

De acuerdo con el especialista, Argentina parte de tasas en dólares de los nuevos bonos en torno al 12%, mientras que el mundo desarrollado está en tasas cero y en la región, Chile rinde al 2%, Brasil al 4,5% y Ecuador al 9%. “Si Argentina da las señales correctas en términos de una consolidación fiscal en el marco de un acuerdo con el FMI, con un perfil de deuda totalmente despejado hasta 2024, habría margen para comprimir el riesgo país, lo cual es condición necesaria para bajar la brecha cambiaria y moderar la tensión cambiaria sobre las reservas del Banco Central”, sostuvo.

La jornada de ayer cerró con una tendencia mixta dentro del mercado de deuda local, detalló Portfolio Personal Inversiones (PPI). Según su informe, los nuevos títulos operaron dispares, con mayoría de subas para los bonos en ley local. En cambio, los títulos en legislación extranjera reflejaron rojos de 1,2% en promedio. Sin embargo, señaló el poco volumen al tratarse de las primeras operaciones, por lo que se espera que el mercado vaya profundizando su volumen con el correr de las ruedas.

Dejá un comentario