La actividad industrial sigue recuperándose, pero de a poco

24 de septiembre, 2020

INDUSTRIA ARGENTINA

Luego del fuerte desplome que tuvo la industria tras la implementación de la cuarentena, la actividad del sector continúa mostrando signos de recuperación mensual. Sin embargo, en los dos últimos meses dicha recuperación ha perdido la fuerza que mostró la reapertura de las actividades, por lo que la recuperación sigue a un ritmo lento. De hecho, los datos indican que a pesar de la mejora mensual los niveles aún se ubican por debajo de los del año pasado.

De acuerdo con la consultora Orlando J. Ferreres (OJF), durante el mes pasado la producción industrial registró un avance de 1,4% respecto a julio en la medición desestacionalizada. En comparación con el mismo mes de 2019, el desempeño de agosto mostró una contracción de 9,3%. De esta manera, durante los primeros ocho meses del año el sector acumuló una baja de 10,8% en relación al mismo período del año pasado.

IPI FERRERES“La caída anual de agosto resultó más pronunciada que la de julio, y si bien desde el piso de abril las mediciones mensuales exhibieron siempre números positivos, estos resultan cada vez más modestos”, señaló la consultora en su informe mensual sobre la industria, el cual fue difundido ayer.

IPI de FIEL

En tanto, para la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel), que también difundió ayer su reporte correspondiente a agosto, la producción industrial habría presentado una recuperación un poco mayor: registró una mejora de 2,5% respecto a julio en la medición desestacionalizada y una contracción de 4,3% en comparación con agosto del año pasado. Así, entre enero y agosto de 2020 la producción industrial acumuló una caída de 9,1% frente al mismo período de 2019.

Sectores

Según OFJ, el sector automotriz es prácticamente el único que continúa mostrando una buena recuperación. “Si bien la variación interanual parece mostrar una recaída, anotando una baja de 16,2% después de anotar -1,5% en julio, esto responde al salto en la base de comparación, y los números de producción absolutos muestran un fuerte aumento desde la producción nula de abril, anotando una expansión de 21,2% respecto de julio” detalló.

De acuerdo con esta consultora, para el resto de los sectores, particularmente en metales básicos, minerales no metálicos y alimentos y bebidas, las contracciones anuales observadas resultan similares a las del mes pasado, sin evidenciar mejoras. “Si bien las restricciones a la producción industrial son actualmente mínimas, la crisis económica y social atenta contra la recuperación del sector. Así, la crisis industrial que comenzó con características muy particulares de limitación del lado de la oferta, debe hacer frente a las limitaciones que plantea la caída de la demanda”, sostuvo.

En su reporte, Fiel indicó que durante los primeros ocho meses del año la producción de alimentos y bebidas mostró niveles ligeramente inferiores a los del año pasado. “Las restantes ramas muestran una caída interanual comenzando por los insumos químicos y plásticos (1,3%) y siguiendo por insumos textiles (1,6%) y la producción de papel y celulosa (5,3%)”, detalló.

De acuerdo con la entidad, con una contracción superior al promedio de la industria se encuentran la refinación de petróleo (-10,5%); el sector de tabaco (-10,7%); la metalmecánica (-11,5%); los minerales no metálicos (-25,7%); la siderurgia (-30,1%); y la producción automotriz (-38,2%).

Hacia adelante

Según Fiel, mientras que en agosto el nivel de actividad industrial recuperó el del primer trimestre, en el corto plazo la normalización de la industria a partir de las sucesivas reaperturas del sector muestra poco espacio para sostener mejoras adicionales de la producción. “Malos registros de actividad en la última parte del año pasado, aún podrían favorecer la comparación interanual”, estimó la entidad.

Adicionalmente, Fiel planteó en su informe que se abre el interrogante respecto a en qué medida se verán afectadas las inversiones en el sector industrial, las cuales porporcionen sostenibilidad a una incipiente recuperación, a partir del endurecimiento al cepo cambiario que anunció el Gobierno la semana pasada, el cual afecta tanto a los ahorristas como a las empresas locales con créditos en el exterior.

Dejá un comentario