JxC dice que la Justicia deberá expedirse por los fondos que perdió la Ciudad: “Es inconstitucional”

10 de septiembre, 2020

Dirigentes de Juntos por el Cambio cuestionaron hoy la decisión del Gobierno nacional de destinar a la provincia de Buenos Aires un punto de la coparticipación adicional que en 2016 se había dispuesto en favor de la ciudad de Buenos Aires, para destinarlo a un plan de fortalecimiento fiscal en la provincia de Buenos Aires, y consideraron que la Justicia deberá pronunciarse.

“Entre los que viven y trabajan en la Ciudad hay alrededor de 7 millones de personas que se podrían ver perjudicadas”, publicó en su cuenta de Twitter la presidenta de PRO, Patricia Bullrich, y agregó: “La Argentina no se construye enfrentando CABA y PBA. Esa lógica perversa empobrece cada día más al país”.

Por su parte, el presidente de la UCR, el diputado mendocino Alfredo Cornejo sostuvo hoy -en declaraciones a radio Mitre- que, “si el conurbano no es opulento, es gran medida responsabilidad del kirchnerismo”

Para Cornejo, el gobernador Axel Kicillof “está blindado por el Gobierno nacional en materia de recursos” porque “la vicepresidenta (Cristina Fernández) lo exige”.

Desde la Coalición Cívica, su titular, el diputado Maximiliano Ferraro, dijo -a través de su cuenta en Twitter- que “no le está quitando presupuesto a un partido político opositor” sino “a la salud, la educación, la cultura, la seguridad”.

En línea con todos los dirigentes de Juntos por el Cambio, Ferraro consideró que “empobrecer a unos para compensar a otros, no es generar igualdad. Es ser Robin Judas”.

Por su parte, la fundadora de esa coalición, Elisa Carrió, aseguró que “no fue una sorpresa” la decisión presidencial, pidió “pararnos en la roca del Estado de derecho y la Constitución”, y dijo que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tiene “una fortaleza y una templanza enorme”.

En declaraciones a radio Mitre, Carrió contó además que el jefe de Gobierno porteño decidió “no romper los puentes sino defendernos por el Estado de derecho”, y añadió que la Ciudad aporta a los recursos nacionales “22% y sólo recibe cerca del 3%”.

En tanto, la diputada nacional Graciela Ocaña sostuvo -en diálogo con Radio Continental- que “la instancia judicial está abierta” y adelantó que se reunirán con las máximas autoridades de la Ciudad para discutir “las acciones a tomar”.

Ocaña también apuntó al Gobierno por su decisión: “El presidente Alberto Fernández dice ser un hombre de diálogo pero aquí no ocurrió”, sostuvo la legisladora y agregó: “Veo con mucha preocupación esta medida para la Ciudad”.

En el mismo sentido se pronunció hoy el senador Martín Lousteau (UCR- Evolución), para quien “hay un poder que es la Justicia que debe decir algo, la Corte Suprema de Justicia está callada”.

En opinión del economista se trata de “una decisión arbitraria, súbita y totalmente cuestionable”, y consideró que “es una decisión política para golpear a Rodríguez Larreta y un castigo a la jurisdicción más importante, que gobierna la oposición”.

En tanto, el ex presidente provisional del Senado, Pinedo Federico, usó Twitter para dejar su opinión: “El Presidente no tiene facultades para sacarle registro a una Provincia y dárselo a otros”, sostuvo.

Para Pinedo, el expresidente Mauricio Macri “tuvo facultad porque había una ley que decía que lo tenia que hacer y una Constitución”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña, Claudio Romero, dijo que el anuncio presidencial fue “un baldazo de agua fría” dado que fue una medida “arbitraria” y sostuvo que los fondos que el expresidente Mauricio Macri había destinado a la Ciudad corresponden al traspaso por los “19 mil agentes de la Policía” Federal.

“Nos tienen encerrados hace un montón de días, empobrecieron al país del 30 al 50%, nos van a dejar con la peor recesión económica de los últimos 100 años y en el medio de esto toman un gesto totalmente arbitrario”, opinó.

PRO: es “inconstitucional”

El Consejo Nacional del PRO consideró hoy “inconstitucional, injusta y prepotente” la decisión del Gobierno nacional de restar un punto de la coparticipación adicional que desde 2016 y por un decreto de la gestión de Cambiemos recibe la Ciudad, y sostuvo que la medida “envía una pésima señal para la convivencia política y democrática en la Argentina”.

“Lamentamos esta situación. Seremos firmes en la defensa de los derechos del Gobierno de la Ciudad y de sus habitantes. Y, como siempre, apostaremos a solucionar las diferencias a través del respeto a la ley y las instituciones, que es la única manera de procesar nuestros conflictos en democracia”, señaló el partido en un comunicado difundido esta mañana.

Dejá un comentario