FADIDE: “Se hace muy difícil, casi imposible, sostener nuestra industria”

1 de septiembre, 2020

Con el objetivo de visibilizar, fortalecer y representar los intereses de la industria de los eventos, se conformó la Federación Argentina de la Industria de los Eventos (FADIDE), compuesta por cámaras y asociaciones de las diferentes provincias, unidas “en un frente federal, en defensa de las fuentes de trabajo y las consecuentes pérdidas económicas que enfrenta el sector”.  

“El sector de eventos es una Industria sin chimeneas, representada por más de 35 rubros, que generan miles de puestos de trabajo directa o indirectamente en todo el territorio nacional para más de 250.000 familias”, indicó la nueva Federación en un comunicado oficial.

FADIDE remarcó que la industria de los eventos – sociales, corporativos, infantiles y de espectáculos – se encuentra “totalmente paralizada” desde el 20 de marzo, cuando el Gobierno nacional decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio en toda la República Argentina. En ese contexto, la entidad indicó que “las pérdidas económicas en este sector son catastróficas e irrecuperables en muchos rubros”. 

“Con las declaraciones últimas de nuestro Presidente y algunos ministros, nuestra industria más que nunca pide por favor al Gobierno nacional que se haga presente en actos concretos para el sector. Ninguno de nuestros reclamos han sido cubiertos, con el agravante de que en algunas provincias hemos sido engañados, con promesas que jamás llegaron”, aseveró el comunicado. 

Al tiempo en que agregó. “Como es de público conocimiento, la pandemia paralizó a todo el sector y sentimos que el Estado nos abandonó. A seis meses de no poder generar ingresos y mantener los miles de puestos de trabajo que cubrimos, como también las estructuras que poseemos, se hace muy difícil, casi imposible, sostener nuestra industria”. 

Para finalizar, FADIDE anunció que acompaña el proyecto de ley de Emergencia económica nacional, presentado en la Cámara de Diputados por el legislador Diego Horacio Sartori el 3 de julio pasado. “Necesitamos con urgencia que se nos incluya en el Régimen Transitorio de Emergencia Económica”, concluyó. 

Los rubros afectados dentro de la industria son los salones de fiestas sociales; los salones de eventos, congresos y convenciones; los salones comunitarios y quintas; los salones de fiestas infantiles y peloteros; los clubes nocturnos, pubs y discotecas; los productores de eventos independientes y espectáculos públicos; los productores y asistentes de producción de eventos, shows, espectáculos y entretenimiento.

También se le suman los organizadores profesionales de congresos y ferias; los organizadores de eventos, event planner, wedding planner y coordinadores de eventos; las empresas de alquileres de carpas y pisos flotantes; los peloteros móviles y castillos inflables; las empresas y propietarios de equipos de sonido e iluminación; los sonidistas, iluminadores, stage managers, personal de técnica, asistentes de escenario; DJs, VJs, musicalizadores; proveedores de pantallas de LED, proyectores, mapping; y empresas de efectos especiales (FX).

Por último, mencionan a fotógrafos y productores audiovisuales, cabina de fotos; streaming y multimedia; decoradores, instaladores, floristas, ambientadores; empresas de alquiler de mobiliarios y objetos de decoración; empresas de catering, reposteros; empresas proveedoras de bebidas y barras de tragos; empresas de alquiler de vajilla y mantelería; empresas y prestadores de servicios de acreditaciones; alquileres de autos para eventos y servicios de transfers.  

Dejá un comentario