Estados Unidos se corta solo: no se unirá a la OMS para la vacuna contra el coronavirus

2 de septiembre, 2020

Estados Unidos se corta solo: no se unirá a la OMS para la vacuna contra el coronavirus

La administración Trump decidió actuar en solitario en el desarrollo y distribución de una vacuna contra el coronavirus, después de negarse a unirse a los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proporcionar dosis equitativas para todos los países.

Estados Unidos está apostando a que ganará la carrera por una vacuna contra el coronavirus sin la ayuda de países extranjeros.

“EE.UU. continuará involucrando a nuestros socios internacionales para asegurar que derrotamos este virus, pero no nos veremos limitados por organizaciones multilaterales influenciadas por la corrupta Organización Mundial de la Salud y China”, dijo Judd Deere, portavoz de la Casa Blanca.

Un total de 172 países presentaron “expresiones de interés” en la iniciativa COVAX, liderada por la OMS, la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias.

Esperan evitar un resultado en el que el acceso a las vacunas se limite inicialmente a los países que las producen o puedan permitirse comprarlas a gran escala.

La idea es que los países ricos y de ingresos medios ayudarán a financiar el desarrollo de al menos nueve vacunas candidatas. Una vez que se apruebe una de esas vacunas, se distribuirá a nivel mundial según las necesidades, incluso a los países más pobres.

La distribución se basará en el tamaño de la población, priorizando a los trabajadores de la salud y las personas vulnerables y una parte se mantendrá en reserva para ser desplegada en puntos críticos.

Los grupos detrás de COVAX tienen como objetivo evitar que vuelva a ocurrir lo de la vacuna contra la gripe H1N1 2009, que fue asegurada casi en su totalidad por países desarrollados.

Estados Unidos ya compró un total de 800 millones de dosis de seis vacunas, con la opción de comprar mil millones más, según informó el sitio Nature.

Un escenario improbable en el peor de los casos, dijeron los expertos, es que ninguna de las vacunas candidatas de EE.UU. sea viable, lo que dejaría al país sin opción ya que evitó unirse al esfuerzo de COVAX.

Dejá un comentario