El Presidente anuncia algunas de las “60 medidas” hoy junto a la UIA

2 de septiembre, 2020

Con el anuncio por la reestructuración de la deuda y con la agenda semanal cargada de anuncios, el Gobierno busca dejar atrás de manera definitiva la agenda sanitaria. “Esta semana se anuncia la recuperación del país”, resumió exultante una fuente de Casa Rosada ante El Economista.

Hoy, el jefe de Estado participará de la celebración del Día de Industria, una cita obligada, más en momentos en los que la gestión de Alberto Fernández intenta regresar al “eje productivo” luego de que fuera desviada por la pandemia y otras iniciativas más políticas.

Fernández participará de la celebración de la entidad fabril junto a su titular, Miguel Acevedo, en una planta de pinturas en la localidad de Ezeiza. Según deslizaron en el Gobierno, dará en principio anuncio a tres de las 60 medidas, las que estarán todas orientadas a incentivar la producción y estimular a la industria.

Como todo los martes, Fernández se reunió con los principales referentes de la coalición oficialista en Olivos. Allí se trabajó en el detalle fino de cómo serían los anuncios. La idea es que el Presidente recorra las provincias y los anuncios sean dosificados en función de cada una de las regiones productivas.

Ayer el Presidente prolongó la tónica de anuncios iniciada el lunes y reafirmó que “la Argentina central, que tiene dos periferias, al norte y a sur del país, no se puede tolerar más”. Lo hizo al encabezar la firma de convenios con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

Los convenios firmados tienen por objetivo la ampliación de la red de fibra óptica para llegar con el servicio de Internet a otros 23.000 chaqueños, obras de acceso al puerto de Barranqueras, el traslado del dominio de la nación a la provincia de 3.960 hectáreas para la urbanización.

En ese marco, Fernández recordó: “Nuestro principal objetivo es favorecer la producción y el trabajo”. Si bien el Presidente ponderó la integración de Argentina y envió mensajes en clave federal, ensayó una suerte autocrítica respecto de sus dichos sobre la ciudad de Buenos Aires, el viernes pasado, los que cayeron mal en el Gobierno porteño. “Amo la ciudad de Buenos Aires pero no disfruto cuando pienso lo desigual que es la Ciudad al resto del país. Me duele la desigualdad, ojalá la Argentina estuviera llena de Buenos Aires pero no es lo que hemos hecho”, sostuvo.

En tanto el viernes el Presidente pondrá en agenda la seguridad al anunciar una importante inversión de $ 12.000 millones en el conurbano, que busca dotar de equipamiento a la policía en la región en la que se verifican las mayores asimetrías y los mayores índices delictivos.

El plan cuenta a su vez con el visto bueno de los jefes comunales, quienes son los que tienen el termómetro de lo que ocurre en territorio. El plan incluye la incorporación de 2.000 patrulleros, cámaras, y refacción de 100 comisarías además de otros ítems.

Dejá un comentario