Corrientes declaró el estado de emergencia y desastre agropecuario

8 de septiembre, 2020

Debido a los efectos de la sequía, el Gobierno de Corrientes decretó hoy el estado de emergencia y desastre agropecuario para el sector ganadero por el término de un año, a la vez de que extendió beneficios fiscales y financieros a los productores.

A través del Decreto 1600, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, declaró el estado de emergencia y desastre agropecuario a partir del 1 de septiembre para el sector ganadero en una zona que comprende 13 departamentos de la provincia.

La medida comprende a las localidades de de Bella Vista, Berón de Astrada, Capital, Empedrado, General Paz, Goya, Itatí, Lavalle, Mburucuyá, Saladas, San Cosme, San Luis y San Roque.

La normativa establece que la provincia otorgará a los productores afectados, que acrediten su condición mediante la presentación del certificado de emergencia agropecuaria, los beneficios de prórroga de vencimientos de impuestos y créditos provinciales, subvenciones dispuestas por el Ministerio de la Producción de la provincia con recursos disponibles de su partida presupuestaria y, además, asistencia técnica y financiera.

A principios de mes, la comisión de Emergencia Agropecuaria de la cartera productiva de Corrientes emitió un informe en el que señaló que a causa de la sequía “se vieron afectados unos 20.300 productores de toda la provincia, con pérdidas que rondarían los 32.000.000.000 de pesos y una reducción en la producción de carne de alrededor del 49 por ciento en todas las categorías.”

 

Dejá un comentario