Arroyo habló sobre la carta de Macri: “No es tiempo de encender la mecha”

14 de septiembre, 2020

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, reiteró hoy que “la situación social es crítica y no es tiempo de encender la mecha”, al referirse a la carta del ex presidente Mauricio Macri difundida ayer, a la que consideró “desafortunada”.

“No es tiempo de encender la mecha, la situación social es crítica en Argentina. Es evidente que está aumentando el número de casos, que la pandemia ha generado en el mundo una situación económica de caída muy fuerte, y en ese contexto es desafortunada la carta de Mauricio Macri”, sostuvo Arroyo en diálogo con El Destape Radio.

En una misiva que publicó ayer el diario La Nación, Macri opinó que “las autoridades al frente del Poder Ejecutivo Nacional vienen desplegando una serie de medidas que consisten en el ataque sistemático y permanente” a la “Constitución”, y atribuyó esas prácticas al supuesto objetivo de “poder gobernar sin límites”.

Al respecto, Arroyo sostuvo que “Alberto Fernández es un presidente democrático, de diálogo, y está gestionando de manera equilibrada la salud y la economía en una crisis única en el mundo”.

El funcionario insistió en que “la situación social es crítica, pero estable”, y explicó que siguen “la evolución de dos variables: el trabajo y la gente en los comedores’.

‘Hoy hay 11 millones de personas que reciben asistencia alimentaria; y ha habido un poco más actividad en la construcción y textil”, agregó Arroyo.

Además, explicó que hace un mes y medio se está llevando adelante el Registro de la Economía Popular, que “apunta a quienes están en la economía informal y hacen changas, para que se puedan registrar y anotarse como monotributistas”.

“Hay cerca de 6 millones de personas que trabajan en sector informal que tiene dificultades; y buscamos vincular al sector informal con la formalidad. En un mes y medio de registro se anotaron 600.000 personas”, indicó el ministro.

Arroyo también fue consultado respecto de las tomas de terrenos que se han dado en las últimas semanas en distintos puntos del país, y dijo que “es evidente que hay un problema habitacional fuerte”.

“También hay intereses inmobiliarios y gente que lucra con la necesidad, todo mezclado a la vez; y la salida es la urbanización”, aseveró Arroyo.

“Hay 4.000 barrios en los que hay que abrir calles y hacer espacios públicos; y también hacer lotes con servicios; es decir, que en los lotes haya servicios básicos y después se pueda construir”, planteó.

Dejá un comentario