Abad versus Posse: se presentaron dos listas para liderar la UCR bonaerense 

12 de septiembre, 2020

Abad versus Posse: se presentaron dos listas para liderar la UCR bonaerense 

Por Augusto Milano

En la UCR de la provincia de Buenos Aires se cumplió con la formalidad de presentar las listas para las elecciones de autoridades partidarias que fueron convocadas para el 11 de octubre, aunque se descuenta que no se realizarán  en esa fecha. Los dos sectores que compiten coinciden en que no sería bien visto por la sociedad que, en este  momento de pandemia, el radicalismo se dedique a su interna. Pero el problema es que, si pasan al año que viene, quedarían muy cerca de las PASO, y una alternativa sería hacerlas en marzo junto con las de la CABA.

Finalmente se oficializaron dos listas para el Comité Provincia. La del oficialismo partidario es encabezada por Maximiliano Abad, que es el presidente del bloque de Diputados de Juntos por el Cambios en la Legislatura bonaerense y expresa a la mayoría de los jefes comunales y diputados de la UCR. Cuenta, además, con el respaldo de la Juventud Radical, referentes nacionales como Ernesto Sanz, Mario Negri y Luis Naidenoff. La otra lista es encabezada por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y tiene el apoyo de Martín Lousteau, Federico Storani y Juan Manuel Casella.

En el sector de Abad, el primer delegado a la Convención Nacional, que es el organismo que define la política de alianzas y la plataforma electoral, es Gastón Manes, que con su presencia ratifica la decisión de su hermano Facundo de apoyar al oficialismo partidario en la interna y ser candidato en 2021.  También integran esa lista Andrés Malamud, que es el politólogo más escuchado en este momento en el país; Alejandra Lordén y Elsa Llenderrozas. Para el Comité Nacional, el sector propone a María Luis Storani; al intendente de Chacabuco, Víctor Aiola y a dos diputados influyentes: Fabio Quetglas y Josefina Mendoza.

El grupo de Posse también intentó mostrar alguna novedad, pero tuvo muchas dificultades para armar listas con figuras atractivas para el afiliado radical.

Las diferentes lecturas sobre el desempeño radical en los últimos años son claras. El cuestionamiento del possismo a la estrategia seguida por el actual titular partidario, Daniel Salvador, es que se subordinó al PRO. La respuesta del oficialismo partidario es que en los últimos años la UCR logró incrementar el número de intendentes, legisladores y concejales que la coloca en una muy buena posición para seguir creciendo.  También señalan la enorme contradicción que implica que Posse trate de representar la identidad radical cuando ha tenido tradicionalmente una actitud zigzagueante, abandonó el partido para crear una fuerza vecinal y apoyó a distintas expresiones políticas a lo largo de los años.

En el PRO también miran con interés la interna radical y, enfrentados una vez más, María Eugenia Vidal apuesta por el triunfo de Abad y Emilio Monzó por el de Posse.

Por otra parte, hay diferentes visiones sobre el impacto de las internas en la imagen partidaria. Para algunos tienen la contra de mostrar a un radicalismo dividido, pero predomina la opinión de que permitiría exhibir una fuerza  política vital, movilizada y que resuelve sus diferencias democráticamente.

Dejá un comentario