Trump anunció nuevo plan de ayuda con batería de medidas económicas sin pasar por el Congreso

9 de agosto, 2020

El presidente de Estados Unidos Donald Trump firmó el sábado cuatro decretos para aliviar el daño económico sufrido durante la pandemia de coronavirus después de que las conversaciones entre la Casa Blanca y el liderazgo demócrata colapsaron el viernes por la tarde.

Debido a que la Constitución le da al Congreso el poder de apropiarse del gasto federal, Trump tiene autoridad limitada para actuar unilateralmente y corre el riesgo de un desafío legal si los demócratas del Congreso creen que se ha excedido.

Trump anunció las siguientes medidas:

  • Diferir los impuestos sobre la nómina para los estadounidenses que ganan menos de US$ 100.000 al año.
  • Implementar una moratoria para los desalojos y brindar asistencia financiera a los inquilinos.
  • Mantener los US$ 400 por semana en beneficios de desempleo adicionales hasta fines de 2020, lo que requiere que los estados cubran el 25% de los beneficios adicionales.
  • Posponer los intereses y los pagos de los préstamos estudiantiles hasta finales de 2020.

“A través de estas cuatro acciones, mi administración brindará un alivio inmediato y vital a los estadounidenses que luchan en este momento difícil”, dijo Trump en la conferencia de prensa del sábado por la tarde.

“Tal vez entablen acciones legales, tal vez no”, dijo Trump sobre los demócratas en el Congreso. “Pero no ganarán”.

Además sostuvo que los beneficios de desempleo adicionales se pueden pagar con el “dinero significativo que no se gastó” de la Ley CARES y afirmó que el recorte de impuestos sobre la nómina ayudará “mucho”.

Trump dijo que los beneficios adicionales por desempleo “no son una dificultad”, sino un “incentivo” para alentar a las personas a regresar al trabajo.

También adelantó que están considerando recortes a los impuestos sobre la renta para “personas de ingresos medios”, así como impuestos sobre las ganancias de capital para fomentar el crecimiento del empleo.

En ese sentido, planteó la eliminación del impuesto sobre la nómina para los estadounidenses que ganan menos de US$ 100.000 al año si es reelegido en noviembre.

Las conversaciones entre los funcionarios del Gobierno y los líderes demócratas terminaron el viernes por la noche sin ningún acuerdo y sin conversaciones adicionales programadas.

Los republicanos propusieron un plan de US$ 1 billón, mientras que los demócratas pidieron US$ 3.4 billones antes de reducir su solicitud a US$ 2 billones.

Tampoco está claro si estas medidas son una respuesta adecuada a las necesidades actuales del país.

Un total de 29 millones de adultos informaron que su hogar no comió lo suficiente durante la última semana, mientras que los estados enfrentan actualmente un déficit presupuestario estimado de US$ 555.000 millones hasta 2022, según el Centro de Prioridades de Presupuesto y Política.

Para pagar el déficit, los estados pueden tener que despedir empleados y recortar la educación, la atención médica y los servicios si no reciben ayuda federal adicional.

Esta no es la primera vez que Trump intenta eludir el gasto del Congreso. En 2019, declaró una emergencia nacional para transferir miles de millones de dólares del presupuesto del Pentágono en ayudar a pagar el muro propuesto a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Dejá un comentario