Pijamas y pantuflas, el nuevo código de vestimenta

18 de agosto, 2020

Con la pandemia de coronavirus y la cuarentena obligatoria, la implementación del teletrabajo fue inevitable. Y a pesar de que hace más de 150 días muchos argentinos todavía no salen de su casa para ir a trabajar, casi dos de cada diez empleados continuó con el romanticismo de hacer home office vestidos de pijama y pantuflas.  

Un estudio realizado recientemente por Adecco Argentina, durante el período de cuarentena, reflejó que el 18% de los argentinos admite que se queda en pijama o la ropa de dormir todo el día, incluso mientras desarrolla desde su casa su jornada laboral.

Sin embargo, el mismo trabajo destacó que el 14% de los encuestados se viste como si fuera a trabajar a la oficina intentando, así, mantener cierta cercanía con la rutina desarrollada antes del 20 de marzo cuando el Gobierno Nacional decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  

En un mismo sentido, consecuencia o no de la vestimenta, 6 de cada 10 afirman que trabajan más relajados desde su casa que en la oficina pese a que reconocen que están trabajando más que cuando estaban en la oficina (42%). En esa misma línea, el 56% de los trabajadores admitió que el home office es totalmente nuevo para ellos.

Recientemente, un artículo publicado en The New York Times Magazine sostuvo que si bien la venta de ropa en Estados Unidos cayó 79% durante el mes de abril, la de los joggings creció alrededor del 80%.

Mientras que otro relevamiento, realizado por Adecco Argentina con bastante anterioridad a la pandemia, determinó que el 46% de los argentinos dedicaba entre el 5% y el 10% de su salario a la vestimenta laboral y casi la mitad coincidió en que estarían “encantados” de cumplir su jornada laboral en jeans y zapatillas. 

Durante la cuarentena, los tiempos cambiaron. Hoy los pijamas son el nuevo traje.

Dejá un comentario