La visión energética del nuevo secretario Darío Martínez

24 de agosto, 2020

La visión energética del nuevo secretario Darío Martínez

El presidente Alberto Fernández nombró al neuquino Darío Martínez, hasta entonces diputado nacional del Frente de Todos, como nuevo secretario de Energía en reemplazo de Sergio Lanziani, que estaba enfrentado con el ministro de Desarrollo Productivo Matias Kulfas. Además decidió pasar la secretaria al ámbito del Ministerio de Economía.

Fuentes de Energía informaron a El Economista que “todavía no se sabe quiénes quedaran en el nuevo organigrama”.

Kulfas presentó días atrás el nuevo Plan Gas diseñado por el subsecretario Juan José Carbajales. Ese era un reclamo de las petroleras. Sin embargo, al pasar a Economía podría prevalecer una visión fiscalista dado el contexto económico. Justo las petroleras anunciaron su primer aumento de combustibles la semana pasada. En tanto, el nuevo secretario dijo en sus primeras declaraciones que hay mantener los precios.

El designado Martínez anunció que “el organismo va a tener una sede en Neuquén”. Dijo que los “objetivos son aumentar la producción y buscar un punto de equilibrio entre sectores”.

Consultado acerca de la conversación con Fernández para ofrecerle el cargo dijo que “me contó que quería mudar la secretaría de Energía del área de Producción a Economía”.

“En esa oportunidad le manifesté que era una decisión acertada porque la política energética tiene un impacto en la macro, siempre, y quien tiene las respuestas más importantes es el Ministerio de Economía. Ante mi respuesta, me dijo bueno, pero tenés que ser el secretario de Energía vos, que lo había hablado con Máximo porque este es un proyecto político que intenta reconstruir la Argentina. Uno tiene que estar donde quien conduce ese proceso resuelve que uno debe estar. Para que a Argentina le vaya bien tiene que tener la energía necesaria para crecer”, dijo el nuevo secretario.

Ley de hidrocarburos

Con respecto del proyecto de ley de hidrocarburos que se habían esbozado desde la cartera de Kulfas, Martínez dijo que “me llamó y vamos a estar la semana que viene trabajando con el ministro Guzmán que tiene una visión macro. La energía es sistémica. Los objetivos son los que dijo Alberto el 1° de marzo, más allá de la pandemia, necesitamos aumentar la producción, generar saldos exportables e incorporar valor agregado en la cadena. Hay que buscar un punto de equilibrio, donde los trabajadores estén conformes, las pymes y las cámaras estén conformes y las productoras tengan un precio que les permita invertir para aumentar la producción. Todo con un costo para el usuario que lo pueda soportar desde su bolsillo. El punto hay que buscarlo al menor costo fiscal posible”.

Además explicó que “analizar la política energética sin tener en cuenta el diagnóstico del cual veníamos no es acertado. Vinimos de cuatro años de cambio de carril muy marcado, de libre mercado a total congelamiento y generó desconfianza. Hay que volver a generar confianza y certeza que da la seguridad de invertir. Cada política energética impacta en la macro”.

En relación a las medidas previas del Gobierno dijo que “el barril criollo salió después de la discusión de la caída de los precios internacionales en marzo. El 1° de marzo, los gobernadores reclamaban precio internacional. Fue una respuesta ágil y acertada. Logró sostener condiciones como las regalías. El Estado ha tenido capacidad de respuesta, pero no alcanza, veníamos de un contexto en un país que no tiene un colchón de reservas”.

Con respecto al Plan Gas dijo que “es importante tener las herramientas. Los detalles hay que discutirlos. Para Kulfas era difícil tomar una decisión porque impacta en la macroeconomía y en definitiva la decisión en torno a lo fiscal lo iba a tomar Guzmán”. En relación al sector eléctrico dijo que “no se puede analizar el sector eléctrico independiente del de hidrocarburos.

En la producción de gas, el mayor comprador es Cammesa. “La decisión es sistémica. Tendremos muchos días con mucho trabajo”, dijo. Sobre las tarifas dijo que “eso lo charlaremos con el ministro de Economía. Cada decisión impacta en el resto de la economía. Hace falta una tarifa que sea razonable para el bolsillo, para la industria que pueda producir y que le de rentabilidad a quien la produce para que haga las inversiones necesarias”.

Dejá un comentario