La pandemia aceleró el cambio al comercio electrónico en 5 años y la ropa ya no es prioridad

26 de agosto, 2020

A medida que la pandemia de Covid-19 reforma nuestro mundo, más consumidores comenzaron a comprar en línea en mayor cantidad y frecuencia. Según nuevos datos del índice minorista estadounidense de IBM, la pandemia aceleró el cambio de las tiendas físicas a las compras digitales en aproximadamente cinco años.

Los grandes almacenes, como resultado, están experimentando caídas significativas. En el primer trimestre de 2020, las ventas de las cadenas más grandes y las de otros minoristas “no esenciales” disminuyeron hasta 25%. Esto llegó a una disminución del 75% en el segundo trimestre.

El informe indica que se espera que los grandes almacenes disminuyan en más del 60% durante todo el año. Mientras tanto, se prevé que el comercio electrónico crezca más del 20% en 2020.

La pandemia también ayudó a refinar qué categorías de bienes consideran esenciales los consumidores. La ropa, por ejemplo, disminuyó en importancia a medida que más consumidores comenzaron a trabajar y estudiar desde casa, así como por el distanciamiento social bajo los cierres gubernamentales. Sin embargo, otras categorías, incluidos comestibles, alcohol y materiales para el mejoramiento del hogar, se aceleraron 12%, 16% y 14%, respectivamente.

El informe de IBM sugiere que los minoristas deberán cambiar más rápidamente la estrategia comercial para seguir siendo competitivos en el nuevo entorno. Específicamente, deberán dirigir el tráfico a sus tiendas a través de servicios como compra on line y apuntar al take away, además de ofrecer un conjunto ampliado de servicios de envío desde la tienda.

Grandes minoristas como Walmarty reportaron ganancias estelares este mes gracias a sus inversiones anteriores en comercio electrónico. En el caso de Walmart , la pandemia ayudó a impulsar las ventas de comercio electrónico hasta 97% en su último trimestre.

Amazon, naturalmente, también se ha beneficiado del cambio a lo digital con su reciente récord de ganancias trimestrales y un crecimiento de las ventas del 40%.

Según el informe del segundo trimestre de 2020 de la Oficina del Censo de EE.UU., el comercio electrónico minorista de EE.UU. alcanzó los US$ 211.500 millones, 31,8% más que en el primer trimestre y 44,5% interanual.

Las preguntas que el informe de IBM pretende responder es cuánto de este gasto en línea impulsado por la pandemia es un cambio temporal y en qué medida está afectando los pronósticos a más largo plazo. La respuesta, al menos en esta estimación, es que esta pandemia impulsó a la industria alrededor de cinco años.

El cambio de las tiendas físicas ya estaba en marcha, pero ahora se avanzó drásticamente en el tiempo en cuanto a dónde estaríamos si no se hubiera producido una crisis de salud.

Dejá un comentario