La industria sigue trabajando a la mitad de su capacidad

13 de agosto, 2020

actividad industrial producción industria empleo

En el marco de la crisis por la caída de la actividad productiva como consecuencia de las medidas aislamiento social, la industria sigue viéndose muy afectada, lo cual se refleja en los bajos niveles de la utilización de su capacidad. Así lo confirmó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que informó sobre la utilización de la capacidad instalada en la industria correspondiente a junio.

De acuerdo con el organismo estatal de estadística, durante el sexto mes del año la industria continuó trabajando con la mitad de su capacidad. Concretamente, lo hizo con el 53,3%, lo que implica una mejora de 6,9 puntos porcentuales respecto al 46,4% con que había trabajado en mayo, lo que muestra cierto nivel de recuperación en línea con la flexibilización de la cuarentena.

No obstante, el desempeño de junio significó 5,8 puntos porcentuales por debajo del 59,1% registrado durante el mismo mes del año pasado. De esta manera, durante los seis primeros meses del año la actividad industrial acumuló una baja de 14,6% en comparación con el mismo período del año pasado.

Actividades

Según el Indec, las principales incidencias positivas que explican la recuperación de la utilización de las plantas productivas en junio respecto a mayo se observaron en la metalmecánica; las industrias metálicas básicas; la industria automotriz; los productos minerales no metálicos; los elaborados de caucho y plástico; alimenticios y bebidas; la refinación del petróleo; textiles y los productos del tabaco.

En el caso de las industrias metálicas básicas, el uso de la capacidad instalada en junio ascendió al 48,4%, muy por debajo del 80,2% del mismo mes del año pasado, aunque por encima del 39% que se había registrado durante mayo, a partir principalmente de la mayor producción de acero crudo.

Por su parte, la industria automotriz, una de las más afectadas del sector en el último tiempo, mostró en junio un nivel de uso de maquinaria e instalaciones de apenas el 23%, que si bien representó un fuerte aumento respecto al 6,2% que había tenido en mayo, cuando todas las terminales automotrices fueron habilitadas para operar (luego del cierre total de abril), estuvo por debajo del 34% que registró durante el mes del año pasado.

La producción de minerales no metálicos, vinculada a la construcción, mostró una utilización del 61,8% frente al 67,1% del mismo mes de 2019, aunque casi el doble del 38,5% de mayo, lo cual se dio a partir de los incrementos registrados en las producciones de vidrio, cemento y otros materiales de construcción.

En el caso de los productos alimenticios y bebidas, la utilización de la capacidad instalada exhibió un nivel muy similar al del año pasado, con una leve alza: en junio pasado fue de 60,1%, mientras que en junio de 2019 fue de 59,8%. Respecto a mayo, mostró una suba de más de tres puntos porcentuales. Las principales incidencias positivas que explican la recuperación mensual en esta actividad se observaron en la carne vacuna, bebidas y productos lácteos.

La semana pasada, el Indec difundió un informe cualitativo correspondiente a junio sobre una muestra de 1.700 empresas. Del mismo se desprende que el 46% de las compañías fabriles relevadas operó normalmente en junio, mientras que el 54% declaró que no pudo trabajar con normalidad. Esto representó una mejora respecto a mayo, cuando más del 60% dijo que operó parcialmente o no tuvo actividad productiva.

Dejá un comentario