La Anses no cobrará los intereses de las cuotas de créditos suspendidas por la pandemia

24 de agosto, 2020

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) informó hoy que envió un proyecto de ley al Congreso para que no se capitalicen los intereses de créditos otorgados por el organismo desde el 1° de enero de 2020, lo que significa un alivio de alrededor de $ 47.000 millones en el pago acumulado por este concepto en los últimos meses para las familias que tomaron esos préstamos.

Anteriormente, y con motivo de la extensión del aislamiento social producto de la pandemia, la Anses había dispuesto la suspensión del cobro de las cuotas de todas las líneas otorgadas por el organismo hasta agosto 2020. De este modo, el pago de las cuotas se efectivizará según las condiciones pactadas originalmente, retrotrayendo la situación a diciembre de 2019.

“Durante el Gobierno anterior se reemplazó a la Tarjeta Argenta por préstamos acreditados por transferencia bancaria. Esta tarjeta tenía como objetivo resguardar el haber de los beneficiarios, evitando los descuentos excesivos, es decir, no se pensaba a la ANSES solo como un órgano de préstamo”, expresó el organismo que dirige Fernanda Raverta en un comunicado.

En ese sentido, señaló que la tarjeta “asumía el rol de promover la inclusión financiera responsable y contribuir al desarrollo del mercado interno”. Sin embargo, desde julio de 2017, los créditos Anses se ampliaron a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de Asignaciones Familiares (SUAF), lo que llevó a que el 84,6% de los beneficiarios de la AUH (1.867.832 personas) se endeudaran con el organismo.

En contrapartida, solo el 31,6% de los jubilados y pensionados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), lo que representa a 1.820.375 personas, tiene créditos tomados con la Anses, “una proporción que se mantiene estable desde 2012”.

Hasta el momento, el total de préstamos otorgados a titulares de la AUH es de $30.000 millones; de $126.000 millones para los beneficiarios del SIPA; de $35.000 millones para las Pensiones No Contributivas; y de $12.000 millones para el Sistema Único de Asignaciones Familiares (SUAF).

Dejá un comentario