La industria rebotó 1,7% mensual en julio, según el IPI de Ferreres

26 de agosto, 2020

industria maderera trabajo REFORMA LABORAL prevención

Como consecuencia de la flexibilización de la cuarentena y la reapertura de varias actividades productivas, la industria viene registrando un rebote en sus niveles de actividad tras el fuerte desplome de 18,3% mensual y de 33,5% interanual que se presentó en abril. Según el Indec, en junio (último dato oficial disponible) la industria mostró una recuperación de 13,8% respecto al mes anterior y en la comparación interanual la contracción se ubicó en 6,6%.

Desde el Gobierno afirman que la industria siguió recuperándose, alcanzando incluso los niveles previos a la implementación de la cuarentena. Sin embargo, a la espera del dato oficial que se dará a conocer la próxima semana, las estimaciones privadas indican que durante julio dicha recuperación en la industria perdió fuerza.

Según el Indice de Producción Industrial (IPI) de Orlando J. Ferreres, que fue difundido ayer, durante el séptimo mes del año se registró un incremento de 1,7% en comparación con junio en la medición desestacionalizada, mientras que en relación al mismo mes del año pasado la caída fue de 9,4%. De esta manera, durante los siete primeros meses de 2020 la industria acumuló una baja de 11,5% frente al mismo período de 2019.

Los datos de Ferreres son relativamente cercanos a los de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel), cuyo índice que fue difundido hace una semana registró en julio una recuperación de apenas 0,7% respecto a junio en la medición desestacionalizada y una contracción de 7,9% en la comparación interanual.

De acuerdo con Ferreres, durante el mes pasado se observaron resultados dispares en la industria. “Algunas ramas industriales continuaron mostrando una débil recuperación, aproximándose de a poco a los niveles de producción previos al impacto de la pandemia”, precisó la consultora, y detalló que entre estos sectores se destaca la industria automotriz, que registró una baja interanual de 1,5% luego de las caídas de 100%, 84,1% y 34,5% verificadas en abril, mayo y junio, respectivamente.

Sin embargo, según este informe, algunos sectores que en junio mostraban una mayor recuperación, durante julio aceleraron nuevamente su caída. Uno de ellos fue el caso de los minerales no metálicos y del rubro alimenticio, empujado principalmente por una fuerte contracción del complejo oleaginoso. “Probablemente, esto haya sido causado por la vuelta atrás de la cuarentena en algunas áreas durante la primera quincena”, explicó.

“Para los próximos meses las perspectivas siguen siendo negativas. Las menores restricciones a la circulación y a la actividad manufacturera permitirán eventualmente alcanzar niveles productivos similares a los observados antes de la crisis sanitaria, pero las condiciones macroeconómicas y sociales atentan contra un cambio de tendencia que permita salir del estancamiento de los últimos dos años y entrar en una fase de crecimiento sostenido”, estimó Ferreres.

Hace unos días, la consultora Analytica indicó que durante agosto se siguió observando una recuperación mensual en la actividad industrial, aunque aún por debajo de los niveles habituales previos a la cuarentena. No obstante, consideró que dicho rebote “se sostiene principalmente por efectos transitorios”.

***

Daniel Funes de Rioja será el presidente la 26° Conferencia

El próximo miércoles 2 de septiembre, la Unión Industrial Argentina (UIA) conmemorará el Día de la Industria a través de un evento con transmisión en vivo para todo el país. Por otro lado, ayer confirmaron que la 26º Conferencia Industrial –que se llevará a cabo en distintos puntos del país y se cerrará en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)– será entre 31 de noviembre y el 3 de diciembre. La 26º CI desarrollará, adicionalmente, coloquios virtuales en diferentes provincias para abordar de manera integral la agenda federal del sector productivo. El veterano Daniel Funes de Rioja fue designado como presidente de la edición 2020 de la Conferencia Industrial. Eso se decidió ayer en la reunión de la Junta Directiva de la UIA, donde se analizó el duro presente fabril. “Los representantes regionales y sectoriales abordaron el contexto de la actividad industrial y su evolución desde el inicio de la pandemia. Las dificultades que atraviesan los diferentes sectores para sostener el empleo con caída de las ventas y retracción de la actividad, los problemas para acceder al mercado de divisas, las restricciones en materia de financiamiento destinado al sector y los problemas vinculados con la cadena de pagos fueron algunos de los temas planteados en la reunión de esta tarde”, señalaron desde la central fabril. Las proyecciones del Centro de la Estudios de la UIA muestran que la salida de la pandemia será heterogénea debido a la evolución de los patrones de consumo, la utilización de la capacidad instalada y la reactivación económica. “Un sector de la industria podrá recomponer la situación a niveles normales, otras empresas recuperarán más lentamente su dinamismo y una parte de los establecimientos industriales sufrirán un impacto mayor”, dijeron.

Dejá un comentario