Guzmán: “Esto no se terminó, pero sí es un paso decisivo”

4 de agosto, 2020

Esta tarde el ministro de Economía, Martín Guzmán, brindó una conferencia de prensa para dar detalles sobre el acuerdo al que llegó el Gobierno con los acreedores para renegociar la deuda argentina bajo legislación extranjera. 

“Como ya se sabe, esta madrugada en las primeras horas del días, luego de meses de negociaciones, hemos alcanzado un acuerdo con un grupo mayoritarios de acreedores externos de la República Argentina. Cambiamos, dimos un paso decisivo, llegamos a un acuerdo con un grupo mayoritario. Esto no se terminó, pero sí es un paso decisivo que nos pone una situación ventajosa a efectos de poder terminar esta reestructuración de una manera ordenada”, comenzó el ministro. 

Guzmán recordó que el Gobierno había hecho una primera oferta que no había sido aceptada por los acreedores, pero remarcó que el Ejecutivo persistió sus esfuerzos. “Persistimos en el contexto de negociaciones que obviamente fueron duras y corresponden que sean duras porque todas las partes están defendiendo sus intereses a ultranzas. Los acreedores defendían sus intereses y nosotros defendíamos los intereses de los argentinos y argentinas, su presente y su futuro”, manifestó Guzmán. 

Según detalló el ministro de Economía, el nuevo acuerdo permitió reducir los intereses de un monto estimado de 7 dólares promedio a 3 dólares por cada US$100 en poder de los bonistas, junto a una reducción del capital del 1,9%. El acuerdo con los acreedores externos implica para la Argentina una carga menor de deuda por US$ 42.500 millones durante los primeros cinco años.

“Este acuerdo implica un esfuerzo. Un esfuerzo importante de todas las partes involucradas. No existe el acuerdo perfecto, porque si fuese perfecto para una parte, la otra no lo aceptaría. Los acreedores también han hecho un esfuerzo y lo reconocemos”, indicó. 

Si bien reconoció que la noticia fue “muy positiva”, Guzmán pidió mantener “cierta cautela y entender que aquí no se acaban todos los problemas” aunque permitirá más certidumbre. “Entendamos que la reestructuración sigue abierta, todos los acreedores tendrán tiempo de decidir hasta el 24 de agosto”, concluyó.

 

Dejá un comentario